Search

Constitución de la CDMX no tiene que ser freno para inversión

Abren convocatoria para soluciones urbanas

La nueva reglamentación de la capital del país debe ser oportunidad para definir la ciudad que se necesita

Abraham Metta, director general de GIM Desarrollos; Rodrigo Suárez, director general de Hasta Capital; Raúl Berarducci, director general de BOVIS México, manifestaron sus preocupaciones sobre el desarrollo inmobiliario en la Ciudad de México, de cara a la elaboración de la Constitución de la capital del país, esto durante su participación en panel Transformación de Espacios Urbano en la Expo Negocios Inmobiliarios.

“Estoy preocupado junto con los desarrolladores, de manera gremial y en lo individual con lo que puede pasar con la Constitución, ya que se muestran tendencias populistas, así como como con la nueva Ley de Desarrollo Urbano; sin embargo, este momento debe ser una oportunidad para definir el modelo de ciudad que necesitamos”, dijo Metta.

Consideró que uno de los riesgos que se pueden tener es que grupos de interés, que no tienen experiencia en temas de desarrollo urbano, decidan sobre el futuro de la ciudad, situación que puede estancar la inversión en la ciudad, ya que ésta se iría a otras regiones en donde tengan mayores facilidades.

Sin embargo, Felipe Gutiérrez, secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), quien también estuvo en en panel, aseguró que este tema está en debate en la Asamblea Constituyente, por lo que aun no es definitivo.

“Pero sí tenemos que construir esquemas que permitan el diálogo, esta etapa de planeación no podemos pensar en hacer un cambio de rumbo y dejar de lado a los expertos, líderes gremiales, cámaras empresariales, vecinos, tiene que ser una participación colectiva, no es fácil”.
Asimismo, se deben conciliar todas esas visiones sobre la ciudad, crear estructuras de gobernabilidad, marcos normativos que apoyen la inversión y desarrollo inmobiliario, acorde con el mejoramiento urbano de los entornos.

“Este mapa de actores deben dar certeza y facilitar la inversión, para que sea más rápida y transparente, se genere confianza y se tenga la certidumbre de a dónde se van los recursos de mitigación. Este es un momento de oportunidad, de definir la Constitución, leyes secundarias, programas operativos y que se adapten a las necesidades de la ciudad”.

Finalmente, Rodrigo Suárez explicó que los inversionistas están de acuerdo con que se realicen obras de mitigación y mejoramiento urbano en la zona inmediata y alrededores de la zona de un desarrollo; sin embargo, en muchas regiones no se tiene la certeza de que realmente se destinen a esa zona.
“Es importante que estos recursos se apliquen se manera transparente, lo que el inversionista no quiere es que no haya constancia en cómo se va a invertir el dinero en la mejora de infraestructura o en la mejora del entorno”.



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.