Search

La vida en una pantalla

En la entrega pasada les platiqué un poco de mis canciones favoritas, ahora será sobre algunas de mis películas preferidas, como les dije la vez anterior, podrán ser o no buenas según la crítica, pero son las que más me han gustado.

El rey del barrio. Con Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés Castillo, o sea, Tin Tan. Es una película en la que no paras de reír con las ocurrencias del actor. Además, como buen camarada, daba espacio para que el resto del elenco tuviera sus momentos de lucimiento.

Cinema Paradiso. Cuando me regalaron esa película la dejé arrumbada mucho tiempo. Hasta que un día me animé a verla y casi me pongo a llorar… (Bueno, sí lloré, pero qué pena decirlo.)

Naranja mecánica. Película que mucho tiempo había escuchado mencionar a mi papá, hasta que un día la pasaron en el 22, a altas horas de la madrugada, pero lo convencí para quedarnos despiertos y fue un gran momento.

El hombre del al lado. Película argentina que vi en un festival en la universidad, una comedia con muchos momentos trágicos, mezcla de angustia y risas.

Boogie el aceitoso. Es una producción mexicana y argentina, basada en el personaje del caricaturista argentino Roberto Fontanarrosa, sujeto con carisma, encanto y seductor, a pesar de ser maleante, violento y misógino.

Ladrón de bicicletas. Otra peli para que se le vaya a uno en puro llorar, como dice la rola de Currucucú poloma.



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.