Search

2002, un año de grandes cambios

2002, un año de grandes cambios Un año, en el que nacía el Premio Hombres y Mujeres de la Casa

En 2002, el Senado aprobaba una ley fundamental para la evolución de nuestro país, la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, que reconocía y regulaba el derecho individual, el acceso a la información de las instituciones y organismos del estado.
Fue también, el primer año en que los derechohabientes del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) con menores ingresos recibieron apoyo por parte del gobierno federal, estatal y municipal, logrando así, la firma de aproximadamente 28,000 convenios de reestructura, gracias al Programa de Regularización de Acreditados, con lo que se lograba una reducción de 5.3% de acreditados morosos.
Infonavit, la principal institución de crédito del país en ese momento, ampliaba el número de derechohabientes beneficiados con crédito hipotecario, alcanzando una meta de 275,000 créditos.

Los premios HyM

El lunes 28 de octubre se entregó por primera vez, el Premio Hombres y Mujeres de la Casa, resaltando así, la importancia de la vivienda y la de las empresas e instituciones del sector.

El Premio se otorgó en dos categorías, una correspondiente al Sector Público y otro al Sector Privado, siendo los galardonados Luis de Pablo Serna, por su aportación a la vivienda como director de Infonavit, director del Fovissste y posteriormente, director general de LyFC, y José Manuel Agudo, presidente de Hipotecaria Su Casita.

Desde entonces, el Premio Hombres y Mujeres de la Casa está representado por la escultura “Casa de Cristal”, creación del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, reconocido como uno de los símbolos de la arquitectura mexicana.

La ceremonia del evento se realizó en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.
Comenzaba así, la historia de la Comunidad más influyente del sector vivienda: Los Hombres y Mujeres de la Casa.

Para recordar…

“Sin importar qué tan modesta o tan cómoda sea, la casa es el lugar más maravilloso que podemos tener”, José Manuel Agudo Roldán.

“No me gusta llamarla vivienda, porque la casa es mucho más que una pila de ladrillos; la casa es calor, es familia, es seguridad y es patrimonio”, Luis de Pablo Serna.