Search

Albergará NAICM 68 millones de pasajeros por año

Albergará NAICM 68 millones de pasajeros por año

Se construirá en un área de 4,431 hectáreas

La reunión de trabajo “Sustentabilidad en el Nuevo Aeropuerto” se llevó a cabo en las instalaciones de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), donde Gustavo Arballo Luján, presidente de la cámara, explicó que el objetivo de la reunión es la comunicación entre la cámara, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) y especialistas en los temas de sustentabilidad y Certificación Leed.

En representación de Federico Patiño Márquez, director General de GACM, estuvo presente Raúl González, director corporativo de infraestructura, quién explicó que para tomar la decisión de la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México se llevó a cabo un plan maestro, el cual describe las características de las etapas de construcción.

Informó que en este momento se encuentran construyendo la primera etapa, con la cual se atenderá a 68,000,000 de pasajeros por año, con tres pistas paralelas con operaciones simultáneas, 98 puertas de contacto y 42 posiciones remotas construido en un área de 4,431 hectáreas; se estima que a la última fase se llegaría en el 2060, cuando se contará con 125,000,000 de pasajeros al año, seis pistas (únicamente tres simultáneas), 159 puertas de contacto y 51 posiciones remotas.

Durante el 2015 se enfocaron en el avance de la terminal, la torre de control, vialidades de acceso, estacionamiento, pistas, plataformas y calles de rodaje. Actualmente se encuentran en proceso de licitación los pilotes para la torre de control, el edificio Terminal y GTC, losa de cimentación y edificio Terminal de pasajeros y Torre de Control.

El proyecto final se tiene contemplado que será entregado el 31 de enero del 2017 y se dio a conocer que en el contrato con los arquitectos se estableció que darán seguimiento a la obra hasta mayo del 2019.

Raúl González explicó también que la Certificación Leed es un método de evaluación en edificios verdes a través de pautas de diseño medidas en parámetros cuantificables; es un sistema consensual diseñado en Estados Unidos por la UCNS (por sus siglas en inglés), el Consejo de Edificios Verdes, que se basa en el uso eficiente de energía, agua y materiales, manejo de desechos de la construcción y calidad del ambiente interior de los espacios.

Los principales objetivos de la certificación Leed son lograr que el 50% de los productos sean locales o con certificaciones de terceros; lograr 70% de reducción de agua potable en relación con aeropuertos tradicionales y gestión de aguas pluviales sostenibles; consumir 50% menos de energía que una construcción tradicional y generar +40MW de energía solar fotovoltaica; 75% de los residuos de la construcción deberán ser reutilizados.

Para conseguir dicha certificación deben cumplir con una serie de prerrequisitos: prevenir la contaminación en la construcción, reducir consumo de agua en el exterior e interior, medición del consumo de agua por edificio, comisionamiento y verificación básicos/avanzado, desempeño energético mínimo, medición del consumo de energía por edificio, gestión básica de refrigerantes, almacenamiento y recolección de productos reciclables, planificación de la gestión de desechos de construcción y demolición, desempeño mínimo de la calidad del aire interior y control del humo ambiental del tabaco.

La empresa mexicana Servicios de Consultoría de la Autoridad Verificadora del Comisionamiento Avanzado LEED para el Nuevo Aeropuerto, es el organismo que certificará lo referente a energía y atmósfera. Los demás elementos serán responsabilidad del propio organismo a través de Construction manager.

Mauricio Ceballos, el arquitecto de la obra, añadió que este será el aeropuerto más grande en Latinoamérica; aseguró que en el diseño integral están involucrados más de 600 especialistas.

Para dar una idea de las dimensiones de la obra, ejemplificó que, si la terminal uno del aeropuerto se encontrara en Paseo de la Reforma, a la altura de la fuente La Diana Cazadora, la terminal dos estaría en el Palacio de los Deportes; mostró también algunos planos de los diferentes pisos que el nuevo aeropuerto tendrá.

Mauricio Ceballos comentó también que uno de los retos a los que se han enfrentado es coordinar a toda la gente que está involucrada en el proyecto, la cimentación del terreno, así como la integración del diseño y la construcción con el proceso de la certificación Leed.

Durante la reunión se recalcó la importancia de conseguir la certificación Leed, ya que aumenta la plusvalía de las construcciones, genera espacios saludables, aumenta productividad, mejora la calidad de vida y el medio ambiente, por lo que se invitó a contratistas a certificarse.

El evento fue organizado por el arquitecto Juan Manuel Delgado García, coordinador en la CMIC para el nuevo aeropuerto, junto con la GACM, y se extendió una invitación a los asistentes de la reunión para que puedan acudir a la sede del nuevo aeropuerto para que conozcan los avances de la construcción.