Search

El ciclismo en el escenario urbano de la CDMX

Si bien es cierto, que la Ciudad de México se destaca por ser “amigable” con los ciclistas, pues cuenta con infraestructura adecuada, tiene renta de Ecobicis y prestamos de bicicletas, y hay cierto nivel de conciencia en cuanto a temas de movilidad sustentable. También es cierto, que esta realidad que se ha proyectado y que ha servido de base para establecer la imagen de una ciudad moderna, no es del todo acertada.

Pareciera que las zonas pedaleables de la ciudad sólo se encuentran en la zona centro, avenidas muy transitadas o de gran afluencia turística. Pero si eres un ciclista que vive en el norte de la capital, te enfrentarás a grandes retos que ponen en riesgo tu seguridad; lo mismo sucede en la parte sur.

Como lo exprese en mi artículo anterior, son muchos los beneficios que el uso de la bicicleta como alternativa de movilidad puede generar en una ciudad como está, sin embargo, es necesario que aquellos encargados de generar políticas públicas tomen especial atención al tablero en el que se desenvuelven y transitan día a día sus habitantes.

 

Cambiando las reglas del juego

Blog centro Urbano - distrito federal

Comparemos la ciudad con un enorme tablero de juego; cada calle, cada banqueta, cada camellón, los corredores turísticos, etc. Toda esta infraestructura se convierte en el patio de juego en el que, de forma cotidiana, miles de personas deben convivir y transitar para completar sus actividades.

Este patrimonio ha sido muy costoso y si su estado es aceptable no debe ser modificado, sino aprovechado y amortizado. Por lo tanto, no vamos a cambiar el tablero (que es generalmente el objetivo de las obras), sino únicamente las reglas del juego con las que jugamos en este tablero.

Cambiar las reglas del juego significa, cambiar los usos hoy regulados para unos usuarios a favor de otros. En otras palabras, apropiarse de parte del espacio que la ciudad, actualmente, destina al coche.

Puesto que el uso del coche es el predominante en la ciudad, sólo podemos obtener nuevo espacio reduciendo el hoy dedicado a los automovilistas. Difícilmente podemos pensar en substraer espacio dedicado a los peatones, a los ciclistas o al transporte colectivo, pues generalmente estos espacios son hoy deficitarios.

Blog centro Urbano 1

Algunos ejemplos de cambio de las reglas del juego serían convertir carriles convencionales o de aparcamiento a carriles de bici; colocar un cordón de aparcamiento; priorizar semafóricamente a la bicicleta o el transporte colectivo; convertir la calzada en un espacio compartido con los peatones, establecer un plan de sentidos de circulación que impida el tráfico de paso por dentro de los barrios, etc.

A menudo se habla de todos estos hitos, pero se piensa que se necesitan muchos años para conseguir la financiación para modificar la ciudad. Pero esto es así, porque se piensa únicamente en cambiar el tablero de juego; contrariamente, si la legislación estatal diera claramente cobijo al uso de pintura y mobiliario urbano sobre las calzadas, los gobiernos locales podrían extender rápidamente los cambios por toda la ciudad y transformar de manera palpable el espacio público en cada legislatura.