Search

El primer asalto de mi vida

Llegué a vivir a la Ciudad de México (cuando todavía era D.F.) a los 14 años de edad, hoy tengo 25 años, es decir, 11 felices años yendo de aquí, para allá en ésta bendita… maldita ciudad.

No tengo hermanos, por lo que me he acostumbrado a andar siempre sola, con mi novio o con mi mamá, en realidad la compañía cuando voy en la calle no me importa mucho… o no me importaba.

Precisamente el pasado miércoles 20 de junio, sucedió lo inimaginable para alguien como yo, que presumía (en serio lo presumía) que jamás había sufrido de un asalto.

En la ruta 106 que va de Metro Normal a Calz. Vallejo, se suben unos tipos, y entre la música de mis audífonos escucho “Celulares y carteras”, y yo en mi inocencia me pregunté… ¿venden celulares y carteras?… me puse nerviosa cuando vi a uno de ellos a mi lado con una navaja, y en ese momento me dije “haz lo que te digan y no los mires”, entonces tomé mi celular y se los entregué desviando la mirada…

En realidad siempre he sido una persona precavida, procuro no salir de noche en transporte público, evito calles solitarias, siempre estoy alerta… en fin, supongo que esos 11 años viviendo en la CDMX libre de asaltos, fueron el fruto de mi pertinencia.

En fin… se bajaron del microbús y enseguida llamamos a la policía, “a ver” si podían hacer algo, me queda claro que no, que es algo medio inútil.

Lo que no es inútil es siempre levantar una denuncia, si, ya sé… es muuuuy tardado, te atienden mal y de malas, pero al menos cumplamos con ese deber ciudadano, mientras más denuncias haya, más seguridad habrá, ¿y qué creen? Si alguna vez atrapan a los “asaltantes”, gracias a la denuncia, van a ser encarcelados, por lo menos un par de meses…

De eso va éste texto… denunciemos y luchemos por una ciudad más segura, sé que es difícil, pero si queremos una ciudad de primer mundo, ACTUEMOS COMO CIUDADANOS DE PRIMER MUNDO.


TAG