Search

El puro dancing club, aunque sea bailo los ojos

En esta ocasión, quiero hacer un repaso por algunas de las canciones que más me gustan, ya sea por su ritmo guapachoso, su energía, su mensaje y hasta gustos culposos. De adolescente me azote por el ska, mi época de secundaria y preparatoria fue el auge de este ritmo jamaiquino a la mexicana, con bandas como Panteón Rococó, Los Estrambóticos, Salón Victoria, Sekta Core.

También escuchaba mucho a Maldita Vecindad, Café Tacvba, Molotov, La Lupita, Los Rastrillos, Manu Chao, Riesgo de Contagio, Control Machete, Los de Abajo. Aunque con la llegada a la universidad conocí más música, tanto por intercambio con compañeros, como por recomendaciones o descubrimiento de otro tipo de música de la edad de piedra, bandas que en mi vida jamás había escuchado.

Así que ahí les van algunas de mis canciones favoritas:

Bailando de Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio. Esta canción viene en el primer disco de la banda y salió en 1989, yo tenía un año en ese entonces, pero ese disco lo tengo en vinil, quizá lo compró algún tío en esa época. La canción habla de la vida de un obrero al que acaban de correr junto con 10,000 trabajadores más.

Guarda mi corazón de Botellita de Jerez. Canción de 1985, todavía ni nacía, del disco La Venganza del Hijo del Guacarock. Esas de esas rolas de amor con bastante power que enchinan la piel, para el amor y desamor.

El Santo Padrecito de Riesgo de Contagio. Segunda rola de su disco Demasiado Peluche, de 1997, además de su mensaje su sonido afilado y “cochinón”, como ellos mismo lo dicen. Fue una de los temas que toqué cuando participé en un ensamble musical.

Espergencia de Los Estrambóticos. Casualmente también segunda rola del disco Piel de banqueta de 1997. Canción que utiliza varios versos de poeta César Vallejo.

La Pinta de Café Tacvba. De su disco Re de 1997, esta canción es la que tiene más punch en la música de las 20 canciones que integran el disco, inevitable mover la mata.

Paquita Disco de La Lupita. Esta canción es de su primer disco que salió en 1993. Esta es de las rolas más bailables que he escuchado. Aunque nunca pude ver la banda con su alineación original y sólo una vez en mi vida los he disfruta en concierto.

Welcome to Tijuana de Manu Chao. Esta canción es de 1998, de su disco Clandestino y primero como solista, aunque la versión en vivo es más movida, inevitable no sentirse en medio de un slam en el zócalo con esta canción, hasta la tengo como tono de llamada en mi celular.

Song Bomb de El Gran Silencio. Aunque precisamente esta canción bomba no tiene nada de silenciosa sí el equilibrio justo entre ska y cumbia tropical. La canción es de 2006 de su disco Super Riddim Internacional.

Ya sé, que como siempre pasa en estos casos, habrá quienes estén Agustín Lara con mis canciones, quienes no, pero sólo son algunas de las rolas que más me laten. Quizá haga otra lista con las canciones más filosóficas que me laten.

Ya escucharemos…



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.