Search

Alumnos de Arquitectura del ITESM ganan concurso del INVI

Alumnos de Arquitectura del ITESM ganan concurso del INVI

Con estos proyectos comprobaron que los arquitectos pueden brindar un enfoque de amplitud, estética, dinamismo y confort a una vivienda social

Cada año el Instituto de la Vivienda de la Ciudad de México (INVI) organiza un concurso en el que alumnos de diversas universidades del país participan con una propuesta arquitectónica para la construcción de un edificio de vivienda social.

En esta ocasión, estudiantes de más de 30 escuelas compitieron entre sí para esta convocatoria, resultando ganadores del primer lugar 3 equipos del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) campus Hidalgo.

Para este concurso los participantes deben cumplir con la normatividad que el Estado y el INVI indican, con la intención de que el proyecto presentado se construya en predios reales y que los alumnos puedan dar seguimiento al proyecto, para que al finalizar su carrera vean concluida su obra.

Los tres proyectos ganadores corresponden a: Franz Schubert, Arabesques y Primavera 87, los cuales emplearon conceptos innovadores que eliminaron el paradigma de una vivienda de interés social sin sentido.

De los proyectos premiados con el primer lugar un corresponde a la categoría denominada “Schubert”, mientras que otras dos obras obtuvieron un empate en la categoría “Debussy”.

El proyecto Franz Schubert, conformado por las alumnas Diana Laura Téllez y María José García, cuenta con una innovaron con cubos de iluminación y la forma de acomodar los espacios de una manera confortable, amplia y con una extensa capacidad de ventilación.

En tanto, el proyecto Arabesques del equipo de Sandra Ferreira y Maritza González, tuvo como prioridad brindar privacidad a los ocupantes del edificio, además de que el diseño fue totalmente con la intención de representar la fluidez y el dinamismo. Su intención fue que las personas que habiten este edificio tengan un sentido de pertenencia, y se sientan en una zona de confort pese al espacio que tienen disponible.

Por último, el proyecto Primavera 87 de los alumnos Julio Santander y Andrea Reyes, se inclinó a la regla »Menos es más», pues lograron con diseños sencillos, brindar un toque de elegancia y armonía, además de ofrecer iluminación natural en todos los espacios, lo cual les brindó un alto puntaje.

Al respecto, los alumnos ganadores señalaron que con este tipo de concursos
se les da la oportunidad de tomar un proyecto verídico, que además se basa en las necesidades de las personas y que pese a las complicaciones de seguir una normativa, les resultó benéfico al acercarlos a la realidad y al tener que hacer las cosas a un nivel profesional.

Para la presentación de propuestas los alumnos debieron entregar, planos, plantas, maquetas volumétrica del edificio y de escala del departamento amueblado y posters de cómo quedarían los proyectos terminados.

Los estudiantes ganadores coincidieron que uno de los retos más importantes de este proyecto fue romper con el paradigma de que las casas de interés social son pequeñas, cuadradas y feas, además que pudieron comprobar que los arquitectos, pueden brindar un enfoque de amplitud, estética, dinamismo y confort a una vivienda social.

Los ganadores, destacaron que las mejores experiencias que tuvieron fueron el haber conocido a la gente que habitaría los edificios que construyeron y ver el predio real en donde construirían su proyecto.



Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM. Amante de las redes sociales. Actualmente Community Manager en Centro Urbano. Alegre, terca y sincera.