Inicio / Arquitectura / INAH restaura acabados arquitectónicos del Ex Convento de San Pablo

INAH restaura acabados arquitectónicos del Ex Convento de San Pablo

Arquitectura |

Especialistas del INAH recuperaron la decoración de los espacios de la crujía norte del edificio ubicado en Oaxaca, donde estudió Benito Juárez

Los acabos arquitectónicos del Ex Convento de San Pablo, en Oaxaca, recientemente fueron recuperados por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Los trabajos fueron aplicados en la decoración de los espacios de la crujía norte del edificio, incluidos los que funcionaron como aulas del antiguo Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, donde estudiaron personajes como Benito Juárez.

Al respecto, Fernanda Martínez Camacho, restauradora de la sección de Conservación-Restauración del Centro INAH Oaxaca, informó que durante los travbajos se localizaron los acabados arquitectónicos con o sin policromía de esa parte del conjunto conventual, y fue posible determinar sus temporalidades y usos, entre ellos el de institución educativa en el siglo XIX.

Además, los investigadores del INAH exploraron la planta baja del edificio, misma que formó parte del corredor del deambulatorio norte y áreas que correspondían al refectorio y al profundis, así como el pasillo del claustro y las celdas, en la parte alta.

Cabe destacar que el Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, antecedente de la primera universidad en Oaxaca, abrió sus puertas de 1830 a 1860, y en él se encontraron aulas que fueron habilitadas en las celdas y puertas transformadas; en la parte superior había cartelas que indicaban su función o las clases que se impartían en cada salón.

Para llevar a cabo estas labores se realizaron levantamientos gráficos y fotográficos, además de calas estratigráficas para descubrir la sobreposición de capas de aplanados y pintura mural que tenían los muros y bóvedas, con el fin de saber cuáles eran las áreas que aún conservaban estratos originales.

El INAH informó que se encontraron muchas capas sobrepuestas, hasta 14 en algunas áreas como el deambulatorio del claustro alto, que fueron analizadas para entender la evolución y los usos del edificio, además de saber cómo se dividió y sus modificaciones materiales, hasta llegar a la etapa primigenia de la construcción del inmueble del siglo XVII. Además, durante la exploración arqueológica se encontraron los cimientos del edificio del siglo XVI, que fueron derruidos y reconstruidos en el XVII.

En la crujía norte se localizó gran cantidad de aplanados que corresponden a la época del convento, los cuales han sido recuperados, consolidados y restaurados, lo que le devolvió su aspecto y trazo original al deambulatorio norte, a las habitaciones de uso común, al refectorio y al profundis localizados en la planta baja, así como al corredor y a las celdas del claustro, en la parte alta del inmueble.

Fernanda Martínez mencionó la localización y restauración de la primera decoración que data del siglo XVII, además de guardapolvos en color rojo, cenefas de flores y líneas que enmarcan ventanas y puertas.

Asimismo, destacó que en dicha área había una cenefa a la mitad de los muros, que posiblemente decoró el profundis. De las etapas subsecuentes, se dejaron a la vista ventanas históricas con diferentes capas pictóricas, que dan una idea de los periodos relevantes para el edificio, como las adaptaciones realizadas para el Instituto de Ciencias y Artes; en algunas de las habitaciones se hallaron cenefas o policromía que decoraba a manera de papel tapiz, de líneas o flores, que ya corresponden a ocupaciones del siglo XX.

Los elementos decorativos en los muros blancos corresponden al siglo XVII, y son un guardapolvo en color rojo almagre, marcos hechos con líneas y guirnaldas de flores en colores negro, rojo y verde, pintados alrededor de las puertas y ventanas.

La planta alta tiene tonos naranja, en diseños que imitan elementos arquitectónicos que enmarcan puertas o vanos, decoraciones realizadas con esténcil y guirnaldas florales hechas a mano alzada.

Tags

Dinorah Nava

Editora de Contenidos y Estrategias Digitales en Centro Urbano, así como Coeditora en Periódico Mi Casa. Soy egresada de la licenciatura en Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón (UNAM). Amo la edición y corrección de estilo, las redes sociales y el mundo digital. Mis temas son arquitectura, inmobiliario y urbanismo.


Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas y mostrar publicidad personalizada.