Search

CCADET investiga materiales que sean acústicos para construcciones

CCADET investiga materiales que sean acústicos para construcciones

Investigadores de la UNAM elaborarán manual que oriente a constructores y fabricantes

Santiago Pérez Ruiz, investigador del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realiza el proyecto Estudio y evaluación del efecto de la contaminación por ruido en la vivienda de México, para identificar cuáles son los mejores materiales acústicos para la construcción de viviendas.

“En 3 años se pretende integrar un reglamento de construcción donde se especifique que las viviendas y espacios escolares deben lograr cierto aislamiento según su ubicación; por ejemplo, si están cerca de una carretera los muros serán más costosos. También se busca aportar a la información urbanística, pues tan sólo el trazo inteligente y cuidadoso de la zona puede reducir notablemente el impacto del ruido”, explicó.

Esta investigación se enlazaría con esfuerzos ecológicos y sustentables para contribuir al desarrollo de materiales nuevos a base de elementos de desecho o que no son usados tradicionalmente y poder tener una mejor absorción sonora con fibras textiles, de coco y caña, de bajo costo.

Pérez Ruiz agregó que se elaborará un manual que oriente a quienes se interesen en el tema, para que sirva como guía de compra; en la que constructores, fabricantes, arquitectos y diseñadores sugieran qué utilizar y cómo para obtener un ambiente auditivo más favorable.

“El objetivo es incidir en un problema nacional y hacer que un número creciente de mexicanos tenga viviendas que los protejan de ese agente estresor y causante de daños no necesariamente auditivos: el ruido urbano”.

Trabajo universitario

Las pruebas de los distintos materiales se realizaron en las cámaras del Laboratorio de Acústica y Vibraciones del CCADET, con esto se podrá tener información en distintas vertientes y así poder mitigar el ruido.

En la cámara se evalúo la capacidad de absorción sonora de paneles, plafones, alfombras y otros insumos de construcción y decoración. “Al diseñar interiores es preciso controlar este aspecto para obtener un rebote adecuado. Si esta reflexión es excesiva se perderá inteligibilidad, como sucede en una iglesia o en un salón de clases grande, donde el mensaje se escucha, pero sin claridad”.

Asimismo, en una construcción de varios pisos el ruido más molesto el movimiento de muebles o el taconeo, por lo que debe preverse un aislamiento contra el impacto en las losas de entrepisos.

En la investigación, financiada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), también participan los estudiantes de posgrado Antonio Bautista Kuri y Diana Calixto López, quienes recolectan datos en hogares típicos y en centros escolares y de trabajo, con lo que se realizará un catálogo de los insumos empleados en el país.

Con el Centro Nacional de Metrología, el investigador monitoreará el ruido del tránsito en la Ciudad de México. Como esa medición es complicada, primero se realizará una a corto plazo, a fin de generar información básica, crear y validar varios modelos computacionales, pues la urbe no es uniforme. Después se correrán en el ordenador y se corroborará si las predicciones se ajustan a lo observado.

“El proyecto incluye una encuesta en Internet para dilucidar la siguiente paradoja: pese a que existe una demanda fuerte de vivienda, ¿por qué hay entre cinco y siete millones de casas deshabitadas o abandonadas en territorio nacional? Quizá esto se deba a que están en zonas violentas, retiradas de fuentes de empleo o sin servicios de transporte eficientes, ¿pero, cuántas lo están porque no se puede descansar, intimar o trabajar?”.



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.