Search

El matrimonio ya no es una prioridad

La mayoría de las mujeres ya no sueñan con encontrar un hombre que les resuelva la vida sino que buscan una persona con quien compartir momentos, triunfos y experiencias

Cuando era niña me preguntaba quién sería mi “príncipe azul”, cuándo llegaría el momento de casarme, cuántos hijos iba a tener, en dónde iba a vivir; planeaba mi futuro como me lo contaban las películas de Disney, pensando que así sería mi vida cuando creciera.

Y es que no solo las películas nos enseñaron eso desde niños, creo que hasta la generación de nuestros papás se veía al matrimonio como una obligación que tenías que cumplir en la vida, como algo que a fuerza tenía que suceder para que la sociedad no hablara mal de ti.

Antes, la prioridad de las personas era casarse, tener hijos y  formar una familia feliz, trabajar, en el caso de los hombres, y ser ama de casa y cuidar de los niños, en el caso de las mujeres.

Creo que todo esto cambió con la revolución de las mujeres o al menos marcó una pauta en el momento en el que decidieron independizarse, trabajar, salir adelante por ellas mismas, sin depender de nadie.

Ahora, los tiempos son otros, las mujeres ya no se ven a sí mismas como princesas de Disney, todo ha cambiado y la forma de ver las cosas también, saben que ganarse la vida cuesta, pero superarse es ahora la prioridad.

Hoy en día el matrimonio pasó a ser segundo término y la mayoría de las mujeres ya no sueñan con encontrar un hombre que les resuelva la vida sino que buscan una persona con quien compartir momentos, triunfos y experiencias.

El matrimonio pasó a ser una opción, una decisión de dos, algo que muchos aún desean afrontar y otros más prefieren dejar pasar. Tal vez no es el hecho de que no quieran, pero creo que estamos en un momento de la vida en el que antes de casarnos pensamos en vivir, salir, disfrutar, viajar, convivir, trabajar, superarnos, y pasar momentos increíbles con esa persona especial antes de dar el siguiente paso.

Actualmente muchos, incluso, optan por vivir en unión libre, y aunque creo que en tiempos pasados mi mamá hubiera dado el grito al ver que una pareja vive de ese modo, es una buena opción para que las personas sepan si es lo que realmente quieren en la vida o simplemente, no es lo suyo.

Sea como sea, cada quien decide lo que quiere hacer con su vida y de qué manera vivirla. Yo, en lo personal, sí deseo casarme algún día, tener hijos y formar una familia, pero sin dejar a un lado mi vida profesional porque creo que lograr tener una carrera es algo que muchos quisieran y que no todos consiguen por lo que no debemos desaprovecharlo.

 



Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM. Amante de las redes sociales. Actualmente Community Manager en Centro Urbano. Alegre, terca y sincera.