Search

Tres motivos para releer El Complot Mongol

La sorprendente novela que inaugura el género policial nacional con calidad mundial es una pieza de colección

 

Primero. Esta novela inaugura el género negro o noir en México. El género policiaco tenía ya antecedentes con las peculiares novelas de Francisco “Paco” Martínez de la Vega con su detective Peter Pérez, que eran una reminiscencia de Sherlock Holmes del siglo XIX adaptado a la realidad mexicana, pero viéndose el personaje forzado por esta misma peculiaridad.

Aunque es de mencionar los dignos esfuerzos de María Elvira Bermúdez con los textos y las novelas de Rodolgo Usigli, en Ensayo de un crimen y Antoni Helú, el género noir describía ya una sociedad decadente, sin esperanza, donde la ley se había privatizado y era menester, para investigar un asunto, acudir a las agencias de detectives, que al margen de la ley, lograban dar con pedazos de rompecabezas para esclarecer algún misterio o desaparición.

En cuanto a Filiberto García, es el primer prototipo creíble de personaje policiaco contemporáneo en México. Es un ex ejecutor de los gobiernos priistas que estuvo combatiendo en la Revolución Mexicana y fiel pistolero del General Marchena. Debemos recordar que el caudillismo en México saturó la escena política y todo sucedía en el marco de las filias, fobias y lealtades políticas.

cubierta-El-complot-mongol

 

Segundo. Es una novela única e innovadora donde se enfrentan la KGB y la CIA, en medio de la Guerra Fría. La novela no fue localista a México, fue más allá: Llevó claramente el conflicto ancestral de Estados Unidos y Rusia al terreno mexicano, donde los espías se dan un mano a mano con la experiencia policial del antihéroe mexicano. Es una delicia leer cómo tratan de marear al mexicano a través de intrigas y verdades a medias.

images

Tercero. Se adelantó, sin querer, a lo acontecido en Lomas Taurinas en 1994, porque hubo un magnicidio. El eje en toda esa novela es investigar un posible atentado a un candidato presidencial, donde se entremezcla una fuga de información en la que se ven envueltos los servicios secretarios de Mongolia Exterior, Estados Unidos y la extinta URSS (hoy Rusia).

En la novela también transitan los habitantes del barrio chino; los abogados de mala muerte, los funcionarios oscuros y poderosos del PRI de los años 60; asaltantes, las calles del Centro Histórico y la crudeza del lenguaje que no tiene pierde.

Cabe mencionar que el personaje también estaba a la búsqueda del amor, ya que después de tanto desmán cometido, a su edad el pistolero buscaba el amor personificado en Martita Fong, la cual tiene un final sorprendente.

¿Y cuál es el pretexto de estas líneas? Pues que se llevará al cine, con actores internacionales, nuevamente El Complot Mongol bajo la dirección y adaptación del realizador mexicano Sebastián del Amo, misma que tendrá como protagonista al actor español Carlos Bardem, quien personificará a Filiberto García.

Recientemente se le rindió un homenaje al escritor Rafael Bernal en el Palacio de Bellas Artes, por el centenario de su nacimiento.

Cabe mencionar que la primera vez que se llevó al cine esta película, fue en 1977, con el protagónico de Pedro Armendáriz Jr, Blanca Guerra, y Ernesto  Gómez Cruz.



Me inicié en El Financiero haciendo reportajes; en MegaNoticias Televisión fui reportero titular; en EMedios, control de calidad; y Radio 13 Noticias me acogió como colaborador. Me gusta encontrar en las banquetas la nota, una entrevista y el inicio de un reportaje.