Search

Autopista México-Toluca en junio de 2016

La importante vialidad  tendrá una longitud de 13.53 kilómetros, en los que se alcanzará una velocidad de hasta 110 k/h

A fin de lograr una mejor conectividad entre la capital del Estado de México y el Distrito Federal, se lleva a cabo la construcción de la autopista México-Toluca, cuya inversión total será de 3,700 millones de pesos.

La obra reporta un avance de 50%, lo que indica que estará concluida para junio de 2016, y una vez en operación comunicará mejor a las dos capitales más importantes del país y atraerá más inversiones.

Su construcción inicia en el kilómetro 35+000 en la zona de La Marquesa, donde confluyen la autopista y la carretera federal, y termina en el kilómetro 48+533, a un costado del cuerpo “B” de la carretera federal.

La importante vialidad que inició su construcción en agosto de 2014, tendrá una longitud de 13.53 kilómetros, en los que se alcanzará una velocidad de hasta 110 kilómetros por hora.

Además, disminuirá los tiempos de recorrido y sus costos de operación, además que elevará el nivel de movilidad, eficiencia y seguridad para el traslado de bienes y personas que circulan entre ambas capitales.

Actualmente esta autopista llega hasta la zona de La Marquesa, punto en que la carretera federal es la única vialidad que comunica a las dos ciudades, por lo que su objetivo principal es satisfacer la creciente demanda de desplazamiento de vehículos automotores entre ambas capitales.

Al respecto, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, acompañado por el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, realizó un recorrido de supervisión del avance y estado físico de la construcción del tramo La Marquesa-Toluca, y ofreció una gran disculpa a los usuarios de la vía y a los habitantes de la zona por las molestias que la obra puede ocasionar.

Detalló que durante su construcción se crearán 3,000 empleos directos, que benefician principalmente a los habitantes de la región, y 10,000 empleos indirectos, lo que la convierte en un importante factor de empleo y beneficios a la gente, lo que se suma también a la derrama económica de alrededor del 60% en la zona donde se construye.

El titular de la SCT destacó que apegados a la protección del medio ambiente se plantarán 10 árboles nuevos por cada árbol retirado de la zona de construcción, es decir, entre los gobiernos federal y estatal sembrarán 20 más por cada uno que se quite en la zona.



Editora de Contenidos y Estrategias Digitales de Centro Urbano, así como Coeditora de Periódico Mi Casa. Egresó de la licenciatura en Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM. Es amante de las redes sociales y el mundo digital.