Search

Prevén crecimiento de 2.5% del PIB

 

Las cifras estimadas por BBVA Bancomer son menores a las consideradas previamente

BBVA Bancomer dio a conocer su Informe de la Situación económica en México para el segundo semestre del 2015, en el que informa que, aunque se espera un mayor dinamismo de la actividad económica con respecto al periodo 2013-2014, en el que el crecimiento fue de 1.8% en promedio, se estima que este año el aumento del Producto Interno Bruto (PIB) será de 2.5% desde el 3.5% considerado previamente.

Además, advierte que el motor principal del crecimiento seguirá siendo el impulso de la demanda externa por el mayor ritmo de aumento de la actividad económica de Estados Unidos.

En el informe también se presentan tres factores que explican la revisión a la baja en la previsión de crecimiento: la tendencia decreciente de la producción de petróleo; a pesar de la depreciación del peso, las exportaciones manufactureras han mostrado un menor dinamismo al esperado por la relativa debilidad del sector manufacturero estadounidense; y el consumo e inversión públicos tienen una contribución al crecimiento más baja a la espera.

Esto en parte debido a la demora o reprogramación de diversos proyectos de infraestructura y a la reducción del gasto público esperada para el segundo semestre de 2015 a fin de cumplir con el recorte presupuestario anunciado (0.7% del PIB). Se estima que estos factores poco propicios para el crecimiento seguirán presentes en 2016 con lo que el crecimiento del PIB en ese año se situaría en torno a 2.7% anual.

Las perspectivas de mediano plazo del crecimiento económico no cambian. Las reformas podrían contribuir a alcanzar un crecimiento en torno  a 4.0% en el mediano plazo toda vez que se estima una recuperación del precio del petróleo que permitiría que la reforma energética siguiera su curso y el sector público continuara con su importante plan de infraestructura.

La inflación general ha alcanzado su mínimo histórico en 2.88%, el cual se encuentra en línea con el objetivo del banco central de 3.0% +/- 1.0%, mientras que la inflación subyacente se encuentra claramente por debajo de dicho nivel en torno a 2.30%. A la baja inflación han contribuido la holgura en la economía, la reforma del sector telecomunicaciones que ha eliminado ciertas tarifas, la dilución del efecto del aumento de impuestos, y un desempeño favorable de los precios de los productos agrícolas. En este entorno se observa un muy bajo traspaso del tipo de cambio a los precios. De esta manera, se estima que la inflación permanecerá por debajo de 3.0% el resto del año.

En relación con el peso mexicano, a pesar de que se estima se encuentra subvaluado en el nivel actual de 15.4 pesos por dólar (ppd), su alta persistencia alrededor de este valor, y  el contexto de futuros aumentos en la tasa de fondos federales en EE.UU. hacen prever solo una ligera apreciación (hacia 14.8-15.0 pesos por dólar) en la medida que la incertidumbre sobre la subida monetaria de la Reserva Federal se diluya y el mercado perciba que el ciclo de subidas será lento.



Egresada de la Facultad de Estudios Superiores Aragón. Comunicación y Periodismo. Loca y feliz. Suele reírse de todo, dormir en el transporte público y terminar corriendo para llegar a cualquier lugar. Cantante de regadera, bailarina frustrada y chiva de corazón, apasionada por lo que hay que hacer. Enojona, gritona y medio amable con la gente. Su primera oportunidad laboral la tuvo como becaria en la revista Klika y fungió como community manager en Grupo Radio Centro. Actualmente explora nuevos campos del periodismo en Centro Urbano.