Search

Crecer a través de crisis

 

José Shabot, director general de Quiero Casa, afirma que el sector se presta para que quienes tomen hegemonía en diferentes ciudades y puntos geográficos sean los desarrolladores medianos y pequeños

 

La desarrolladora Quiero Casa surgió en medio de la crisis de vivienda de 2009, cuando José y Salomón Shabot Cherem llevaron su crecimiento inicial a mil 500 viviendas durante ese año y se abrieron paso en la dinámica de la vivienda vertical, bien ubicada y con sustentabilidad. La empresa arrancó con un capital semilla aportado por amigos y familiares y hoy, 6 años después, ya cuenta con líneas de crédito al cobijo de los bancos más importantes del país.

“Definitivamente hace falta dar a conocer mucho los resultados que hemos tenido los desarrolladores y la industria en general durante este par de años; hemos visto una perspectiva de crecimiento en la industria que se ha recuperado con menos viviendas. Ahora se desarrollan menos viviendas que en sexenios anteriores, pero con montos más altos se ha superado el sector y se ha logrado tener una recuperación completa”, indicó José Shabot, director general de Quiero Casa, en entrevista con Capital México sobre los retos de los desarrolladores al inicio de este año.

José Shabot señaló que hace falta promocionar el sector además de aprender a ver las nuevas condiciones, ya que ha madurado de tal forma que no toda la vivienda que se hace se vende y pidió tener cuidado en hacer producto adecuado para las condiciones, y que eso se logra a través de la retroalimentación con los clientes, medir cómo es la venta, y revisar los indicadores financieros para decidir si se sigue trabajando con tal producto.

 Especialización y adecuación

Shabot Cherem afirmó que el reto es ver dónde hay una demanda, en qué lugar del país, colonia, zona geográfica y ofrecer el producto. “Los desarrolladores tenemos el reto de calzar la oferta con la demanda que hay en el mercado y darnos cuenta si el producto que desarrollemos es ad hoc para la zona o el mercado, si queremos dar buenos resultados”.

Afirmó que el sector se presta para que quienes tomen hegemonía en diferentes ciudades y puntos geográficos sean precisamente los desarrolladores medianos y pequeños en un juego regional donde se tiene que entender el contexto de la demanda.

Ejemplificó que si alguien desarrolla en el Distrito Federal y si le piden hacer vivienda en Querétaro, Pachuca, Morelos o Toluca, hay que entender el contexto del mercado. “Entenderlo cuesta tiempo, trabajo; creo que los desarrolladores tenderemos a ser regionales y entender bien el contexto geográfico, social y urbano”.

Sector independiente, clave

El Director consideró que sigue haciendo falta que los gobiernos federal, estatal y local, trabajen de la mano para generar planes, políticas y una visión clara de qué es lo que buscan cada uno, ya que mientras el Gobierno Federal quiere desarrollar más vivienda, en los niveles locales no han aterrizado los planes.

“Si logramos esa amalgama, creo que sería buenísimo; hay que seguir generando comunicación entre iniciativa privada, ciudadanos y vecinos, cuando estamos desarrollando en ciudades”, explicó José Shabot.

Manifestó que es necesario buscar en el segmento de trabajadores que no necesariamente cotizan. “A lo mejor son empresarios y tienen ingresos variables; son profesionistas independientes, o que tuvieron un mal antecedente en buró y como se atrasaron en el pago el banco no les prestan”.

El Desarrollador consideró que si así se hace, la demanda puede crecer en porcentajes muy altos y eso permitiría que la industria crezca y se desarrollen ciudades para trabajadores independientes, profesionistas y microempresarios.

Argumentó que el primer año del sexenio fue difícil ya que se estaban acoplando a una nueva política de vivienda, pero que han ayudado a mejorar el producto que hacen, además de las medidas anunciadas.

“Desde Fovissste, todos los créditos que hoy pueden obtener acreditados, además del sorteo tradicional en pesos y las diferentes alternativas; desde Infonavit, más y nuevas alternativas; desde la banca, tasas de interés bajas que han permitido que cada vez sea más barato que la gente pueda tomar un crédito para comprar vivienda”.

Finalmente, José Shabot confirmó que la industria de la construcción sigue generando derrama, lo que ha derivado en que el desarrollo -como se venía haciendo- permita que las personas vivan cerca de su lugar de trabajo con mayor planificación y mejor entorno social.



Me inicié en El Financiero haciendo reportajes; en MegaNoticias Televisión fui reportero titular; en EMedios, control de calidad; y Radio 13 Noticias me acogió como colaborador. Me gusta encontrar en las banquetas la nota, una entrevista y el inicio de un reportaje.