Search

Energía vinculada al desarrollo urbano

 

La nueva política energética mundial apunta ahora hacia un consumo moderado de los recursos. En México,  hacia 1997 se consumían en energía 51.7 por ciento en hidrocarburos; 28.8 por ciento en energía hidroeléctrica; 7.5 por ciento en carboeléctrica; 6 por ciento dual; 3.8 por ciento nuclear y 2.2 por ciento eólica.1

Para 2013, según datos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que presenta la Revista Electrónica de Educación, muestra que el crecimiento de otras energías en el país ha sido nulo, ya que en 16 años creció la energía nuclear menos del dos por ciento mientras que el descenso en uso de hidrocarburos fue menor al ocho por ciento, en tanto que el crecimiento en otras ramas de producción de energía mantiene un alza de forma marginal.

En charla con Centro Urbano, Odón de Buen Rodríguez, director general de Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee) muestra que el avance y los retos en la política energética implementada por el Estado mexicano que necesita, dadas las condiciones, acelerar su paso.

Economía detona crecimiento energético

El ingeniero especialista detalló las zonas en el país que consumen más energía. “En la CDMX hay concentración de consumos, pero hay desarrollos también al alza en zonas más urbanizadas donde está la actividad económica, como la turística, en las penínsulas de Baja California Sur y Quintana Roo; el Bajío es una zona de crecimiento asociada a la manufactura, fabricación de autos, refrigeradores y también la frontera, porque el tema pesa en la economía de Estados Unidos y los productos que exportamos allá”.

El también especialista en temas energéticos manifestó que lo que uno de los temas más preocupantes en términos de abasto de energía está  en los municipios con el alumbrado público y los sistemas de bombeo de agua, donde han concentrado los apoyos, e identifican oportunidades y donde incluso tienen un proyecto que premia a instalaciones de lumbreras que cumplen ciertos criterios técnicos.

“Hay un proyecto nacional que otorga un incentivo a municipios para que cambien su sistema de alumbrado público bajo condiciones establecidas por la Conuee, y hay un recurso también por parte de la Secretaría de Energía (Sener) del Fondo de Transición Energética, que puede llegar a ser hasta de 15 por ciento del monto o 10 millones de pesos de la inversión en luminarias”, informó.

Dijo también que tienen proyectos de divulgación de temas del ordenamiento urbano y sistemas de transporte, aunque aclaró, no se tienen muchos recursos, pero básicamente se trata de mejorar la eficiencia energética en cada uno.

Viviendas y uso de energía

De Buen Rodríguez hizo un balance de las normas relacionadas con el tema vivienda. “Tenemos un universo de 29 normas, la mayoría de ellas afectan al sector vivienda. Tenemos normas para refrigeradores, estufas, calentadores de agua a gas, equipos de aire acondicionado, que han permitido que el consumo promedio de la vivienda en México en electricidad y en gas no haya crecido tanto”, resaltó.

Mencionó que el reto mayor está en lo que se refiere a zonas de clima cálido, donde se trabaja con el sector por el lado de la La Cámara Nacional de la Industria de Promoción y Desarrollo de la Vivienda (Canadevi) como organismo que representa a los desarrolladores de vivienda y la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), como autoridad, e Infonavit como ente financiero, para tratar que la NOM 020 se cumpla a cabalidad en todo lo que tenga que ver con vivienda y recursos públicos y recordó que esta norma  toma en cuenta el material envolvente utilizado en construcciones donde se pretende reducir en particular la necesidad de aire acondicionado, enfatizó.

“Se busca el uso de aislamiento térmico por aprovechamiento de la energía solar; la NOM 020 es una norma que no tiene elementos determinados para cada fachada o pared, pero sí a través de un análisis del envolvente puede decirse si cumple o no el envolvente con la norma y esto lo hacemos a través de unas unidades de verificación autorizadas que otorgan un dictamen si una casa cumple con el requerimiento”, dijo.

En cuanto al tema de construcción, mencionó que la dependencia cuenta con la Norma 018 que verifica diversos materiales de construcción para conocer su conductividad, y que está relacionada con la Norma Envolvente que asegura las características de aislamiento térmico; también dijo que hay otra norma relativa a ventanas, pero que está en proceso porque aún no cuentan con el laboratorio de pruebas que la valide y emitir las certificaciones correspondientes.

“Hay otra Norma relativa a edificios no residenciales que atañe la densidad en la potencia de iluminación que operamos a través de CFE, que solicita -al hacer la instalación eléctrica- un dictamen en la unidad de verificación para comprobar que se reduzca la potencia y energía en los equipos”, explicó.

Mencionó que la labor de la dependencia se desarrolla en toda la república pero que han hecho énfasis en zonas de clima cálido o extremo como Baja California, Baja California Sur, Sonora, Yucatán y Veracruz, en donde no se cuenta con clima templado, que es básicamente las costas y el norte de México.

Apoyos técnicos en el país

Hizo mención de 11 localidades que han concluido su participación en el Proyecto Nacional de Eficiencia Energética en Alumbrado Público Municipal donde han sido beneficiados con recursos del Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía (Fotease): Xochitepec, Morelos; Apodaca, Nuevo León; Delicias, Chihuahua; Ixtlahuacán del Río, Jalisco; San Miguel el Alto, Jalisco; Ocotlán, Jalisco; Durango, Durango; Aguascalientes, Aguascalientes; Oaxaca de Juárez, Oaxaca; Tultitlán, Estado de México y Arandas, en Jalisco, aunque dijo que en el proceso se han inscrito cerca de 300 municipios a lo largo de 4 años, destacó.

“Hemos estado apoyando proyectos importantes como el cambio de alumbrado en Guadalajara. La ciudad acaba de hacer una licitación para cambiar 40 mil lámparas; nosotros apoyamos en asegurarnos de que cumplan con las normas vigentes y asegurar niveles de calidad en iluminación”, recalcó.

Al cuestionársele si Conuee, apoya en las luminarias que están cambiando en Paseo de la Reforma, en la capital, comentó que el gobierno local no ha solicitado su apoyo. “En el alumbrado en Paseo de la Reforma no nos ha pedido apoyo el Gobierno de la Ciudad de México, aunque nosotros aseguramos en particular la funcionalidad en lámparas LED -que hay una variedad importante- que cumplan con las normas y hacer público qué equipos no la tienen”, explicó.

Formas de ahorro de energía

El titular de la Conuee hizo referencia a la necesidad de contar con una cultura energética en el hogar. “Tiene que ver con los hábitos; no dejando las luces prendidas, ni equipos, no tener aparatos eléctricos de más, y la forma en que los compramos debe ser en función de su uso energético”.

Señaló que vale la pena buscar asesoría para ahorrar energía en las viviendas. “Si uno está en clima cálido hay que buscar algún especialista que se dedique al aislamiento térmico o tratar de consultar en una unidad de la Conuee para ver la posibilidad de modificar los envolventes de la vivienda y generar ahorro”.

Expuso que en el Gobierno Federal hay un sistema de normas al respecto. “En México tenemos varias normas al respecto y además, contamos con 60 laboratorios de pruebas para todo tipo de equipos y 6 organismos de certificación que dan resultados a partir de esas pruebas, y que permiten que los productos de mercado sean más eficientes energéticamente”, finalizó.



Me inicié en El Financiero haciendo reportajes; en MegaNoticias Televisión fui reportero titular; en EMedios, control de calidad; y Radio 13 Noticias me acogió como colaborador. Me gusta encontrar en las banquetas la nota, una entrevista y el inicio de un reportaje.