Search

Inyecta Provive nuevos bríos al sector inmobiliario

Antonio Díaz, director general de la empresa pionera en el mercado secundario de vivienda, afirma que la regeneración de fraccionamientos aumenta la plusvalía y mejora la calidad de vida de sus habitantes

Hacer una propuesta de valor para vender casas bien ubicadas con garantía de casas nuevas en un lugar que tenga perspectivas de mejoría en participación con la comunidad, es la labor de Provive, una empresa cuyo negocio no consiste en construir vivienda nueva sino revitalizar zonas y regenerar fraccionamientos enteros para elevar la plusvalía de las viviendas, según comenta en entrevista su director general, Antonio Díaz.

“Empezamos hace seis años, las primeras casas para recuperar y al día de hoy hemos ya recuperado más de mil 500 casas, estamos operando en Tijuana, donde nacimos, en Mexicali, y abrimos Ciudad Juárez el año pasado”, explica.

Antonio Díaz comenta que existe una franja de fraccionamientos construidos entre hace 5 y 8 años los cuales tuvieron serios problemas cuando eran fraccionamientos nuevos, o que no tenían el equipamiento necesario porque a veces había problemas de transporte, pero que al día de hoy ya están integrados a las manchas urbanas.

“En nuestro caso lo que hemos hecho es seleccionar fraccionamientos que están muy cerca de las fuentes de trabajo, no necesariamente es cerca de centros urbanos, pero en el caso de Tijuana, de Mexicali o Ciudad Juárez, y distintas partes del país, se desarrollaron parques industriales en distintas zonas de la ciudad que sí generan empleos y que por lo tanto son polos de desarrollo económico donde ya hay centros comerciales, clínicas y todo lo que la gente necesita para vivir, lo que no sabíamos es que es un efecto que se repite en las ciudades del país y creemos que ya entendimos cuál es la oportunidad”, dice.

 

Un caso de éxito

Antonio Díaz explica que uno de los primeros fraccionamientos que intervinieron hace cuatro años fue Cañadas de Florido, en el cual nadie quería comprar una casa pese a que había fuentes de trabajo cercanas o las mismas personas tenían familiares viviendo en la colonia, pues el principal motivo eran las casas abandonadas. Aquí abrieron el primer centro de enlace comunitario, generaron un programa de regeneración de entorno e involucraron a los vecinos para mejorar su fraccionamiento.

El Director de Provive detalla que las viviendas en ese lugar, las cuales constaban de dos recámaras con cerca de 50 metros cuadrados de construcción, originalmente se habían vendido en 380 mil pesos; sin embargo, una vez rehabilitadas comenzaron a ofertarse en 240 mil pesos, lo que representaba una pérdida patrimonial de muchísimo dinero para 6 mil 400 familias que adquirieron una casa en ese lugar.

No obstante, hoy en día de las mil 200 viviendas abandonadas, se redujo 30 por ciento, además ya se ofertan en 360 mil pesos. “Hemos generado una plusvalía de más de 120 mil pesos para cada una de las familias que ahí viven, no es un tema de negocio sino de toda la gente que ahí vive”, indica.

Con el caso anterior, Antonio Díaz menciona entre los múltiples efectos que tuvo la rehabilitación, en primer lugar que la gente que adquirió una casa con Provive hace dos años ganó 35 por ciento; en segundo, que la gente que vivía ahí recuperó su patrimonio y en tercer lugar, que se generó un mercado secundario de las casas de ese fraccionamiento.

“Esto tiene un efecto social muy importante que es de movilidad y mejora de condiciones de vida”, indica Antonio Díaz, por lo que prevé, con base a las tendencias históricas, que este año van a tener una ganancia alta en porcentaje de la población que compró su casa, la cual ya puede vender para cambiarse a una casa mucho más grande o en una mejor colonia, cuando tres años atrás ni siquiera lo consideraba como una posibilidad.

 

La nueva industria

Actualmente Provive busca que el tema de la regeneración urbana sea parte de la agenda del nuevo titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jesús Murillo Karam, pues hasta el momento es un nicho no atendido.

“Que no nos preocupemos nada más por construir vivienda nueva, que ha sido el objetivo inercial de los últimos años, sino que nos preocupemos por ver cuál es el mercado secundario, cuál es el precio de mercado de la vivienda nueva que se ha construido en los últimos 10 a 15 años, y si analizamos eso, vamos a poder medir el impacto económico de lo que llamamos ahora esta nueva industria de regeneración urbana”, destaca Antonio Díaz.

Aunque el Director considera que la vivienda nueva tiene un excelente impacto económico, llama a comprender el impacto de la regeneración urbana de zonas completas que están con problemas de abandono.

“Si analizamos el país completito hay un efecto de una correlación directa entre los municipios que tienen mayor porcentaje de casas deshabitadas y la demanda potencial por una vivienda, nosotros hemos venido estudiando esto y tenemos estimado que cerca de dos millones de casas en el país, de interés social urbanas, que su gran mayoría tiene financiamiento de Infonavit, hoy valen aproximadamente 100 mil pesos menos, si hay mercado, y en algunos casos ni siquiera lo hay, de lo que la gente está pagando por ellas”, ejemplifica.

Por ello, considera como una gran oportunidad el efecto económico que podría generarse en caso de que las autoridades analizaran el tema a fondo; incluso adelantó que la junta de gobierno de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) ya aprobó algunos programas piloto para regenerar vivienda y entorno.

“Lo que estamos impulsando y con el apoyo de varias instancias gubernamentales es que podamos entender que esta nueva industria de regeneración urbana, de vivienda usada, no va en contra de la industria de la vivienda nueva, son dos cosas diferentes que además tienen una simbiosis en el sentido de que le damos oportunidad de vender a alguien su casa originalmente nueva como una casa usada y de comprarse una nueva vivienda”, asegura.

 

Organización de la comunidad

La propuesta de valor de Provive y de Fundación Tu+Yo, con la que cuentan y que es la que hace todo el desarrollo social, no nada más es vender una casa bien ubicada, es vender una casa en una comunidad y de estar regenerando su entorno, es un producto distinto que la gente entiende muy bien y que además de todo les brinda la oportunidad de ser ellos partícipes de la regeneración de su colonia.

En cuanto a la parte social, Antonio Díaz precisa que se debe poner en el centro de esta nueva etapa a la familia y debido a su experiencia al frente de Provive, sabe que para que las cosas funcionen se debe lograr una autoestima comunitaria.

“Lo que ha resultado muy sorprendente en los fraccionamientos de los que estamos trabajando, hacemos una encuesta de diagnóstico cada vez que llegamos a una nueva zona y los resultados al día de hoy en todos los fraccionamientos en los que estamos trabajando son tan similares que ya nos dimos cuenta de que es una norma”, recuerda.

En cuanto a la participación, Antonio Díaz menciona que entre 90 y 92 por ciento de los vecinos encuestados en los desarrollos, garantizan que colaborarían para mejorar la comunidad, no con dinero, pero si con tiempo y ganas. Pese a la disposición, más de 80 por ciento admite que nunca ha colaborado y 65 por ciento dice que se requiere una mejor organización entre la comunidad para poder mejorarla.

“Lo que hemos venido haciendo es que a través de la Fundación Tu+Yo es darle las herramientas a los vecinos para que se organicen. Es un tema complejo, no es fácil, pero las herramientas que proveemos son muy simples, damos un centro de enlace comunitario que en general es un ícono de algo que estaba muy feo o abandonado, escogemos esas propiedades y los convertimos en éstos”.

Otra de las técnicas es la colaboración y selección de proyectos específicos que sean de interés de la comunidad a través de sus mesas de trabajo, cuyo seguimiento dura alrededor de 30 meses, pues se requiere cambiar los hábitos de la gente.

Aunque actualmente Provive se encuentra en un total de 40 fraccionamientos de las citadas ciudades y ofrecen más de 250 prototipos de casas y una variedad de productos, su Director general revela que buscan llegar a Monterrey, posteriormente a Guadalajara y otra plaza podría ser Puebla.

“Vienen esos programas de crecimiento este año lo que creemos que debemos hacer es consolidar las tres plazas en las que estamos, pensamos este mismo año reocupar más de mil 200 casas, lo que nos va a permitir tener una plataforma de crecimiento para el año que entra que sea mucho más agresivo”, concluye.



Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo en la FES Aragón, UNAM. Aunque se especializó en Televisión prefiere estar detrás de una computadora haciendo lo que más le gusta: escribir. Su mayor experiencia como profesionista la obtuvo en Diario de México Edición USA, donde fungió como coordinadora editorial. Siempre perfeccionista y responsable, ahora se desempeña como Editora en Jefe dentro de Centro Urbano.