Search

Título de propiedad, certeza para el comprador

El presidente del CNNM, Héctor Galeano, destaca la importancia de las notarias en la administración de inmuebles

Teniendo como precedente el reciente que el Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM) firmó con la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), en el que ambos se comprometieron a continuar transparentando y optimizando el ejercicio de los Valuadores Profesionales y de las Unidades de Valuación de nuestro país, el presidente del Colegio, Héctor Guillermo Galeano Inclán, brinda su opinión con respecto a las perspectivas, problemas y soluciones con las que se enfrenta este sector día con día.

Conocer el valor de una propiedad es un requisito indispensable en el proceso de compra-venta de un inmueble dentro de la mayoría de los estados de la República; no obstante, el Presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano, institución que se especializa en la aplicación de la ley, el estado de derecho y el marco jurídico de toda la adquisición, traspaso y regularización de la vivienda, considera que a la mayoría de la sociedad le falta interés para poder solucionar la mayoría de los problemas relacionados con la regularización de sus propiedades.

“La función de los notarios es certeza y la seguridad jurídica hacia las personas cuando estas se deciden adquirir una propiedad, pues gracias a estos todo el proceso de la adquisición estará regulado”, especifica en entrevista para Capital México.

Galeano Inclán, quien cuenta con una amplia experiencia en sector debido a que ha sido miembro del Colegio de Notarios del Distrito Federal desde 1989 y ha formado parte de múltiples comisiones y presidido varias de ellas, además de ser académico de varias instituciones educativas del país, piensa que no trabajar de la forma correcta sólo le ocasionará a las personas una serie de problemas como un incremento en los costos de adquisición de sus propiedad.

 

Las legislaciones en la actualidad

Galeano Inclán indica que las personas deberían de acercarse en mayor medida a las notarias para poder llevar un proceso de adquisición y administración de bienes como lo estipula la ley, pues de otra forma, y debido a las distintas legislaciones que rigen a en la actualidad, se pueden generar varios problemas.

“Actualmente la condiciones de la legislación cada día son más complejas pues van encontrándose legislaciones fiscales, anti lavados, administrativas, ambientales o de uso de suelo, que están haciendo la persona común y corriente requiera asesoría jurídica”, comenta.

Otro de los hechos fundamentales destacado por Galeano Inclán es que todo proceso inmobiliario tiene que pasar por una notaria, pues no existe una línea de compra-venta o trámite privado que puede sustituir un trámite notarial, porque con un trámite privado sólo se está obtenido la posesión del inmueble, pero no la propiedad.

“Los trámites privados sólo funcionan para hacerse del arrendamiento de la propiedad pero nunca de los derechos sobre ésta, es decir, se puede vivir y ser inquilino de una casa, pero sin el trámite notarial nunca se podrá gozar de los derechos de propiedad, aunque la vivienda haya sido heredada”, puntualiza.

 

La jornada notarial y su apoyo a la regularización

El presidente del Colegio de Nacional del Notariado Mexicano, comenta que toda asesoría jurídica brindada por el Colegio no tiene ningún costo pues les interesa de sobremanera poder ayudar con las dudas en lo concerniente a la regularización de las viviendas, además ilustra que existen una serie de incentivos que el notariado mexicano ha negociado con el gobierno federal de minimizar los costos dentro de la reglamentación de sus propiedades como lo es la jornada notarial.

“La jornada notarial es una campaña la cual cuenta con un esquema de administración autoridad-notario que busca llegar a la titularidad de una propiedad de una manera más económica, es decir, otorgar un subsidio a las personas para poder realizar la regularización”, aclara.

Cabe destacar que la jornada se realiza con la intención se solucionar los problemas de las personas las cuales ya compraron y por distintas razones no pudieron obtener su título de propiedad, siendo este el momento en el cual lo pueden realizar.

“Para poder realizar esto tomamos en cuenta que el costo por la escrituración en la actualidad es de un 6 por ciento del total del costo del inmueble pues se toma en cuenta el valor catastral, precio y avalúo; mientras que durante las jornadas notariales sólo se toma el valor catastral de las propiedades, con lo cual es precio de la escrituración baja notablemente”, señala.

 

Los problemas con las hipotecas

Para el presidente del Colegio Nacional de Notariado Mexicano, el mayor problema relacionado con la hipotecas en nuestro país es aquel que se da cuando se venda un inmueble y dentro de la transacción también se traspasa dicho gravamen, circunstancia que da como resultado una serie de complicaciones al momento de escriturar las propiedades.

“En el traspaso de una propiedad lo que hace la gente es celebrar un contrato privado, donde el comprador continua pagando la hipoteca que entidades como el Infonavit le otorgó al vendedor, es decir, el comprador no cuenta con un título de propiedad y además se continúa pagado la hipoteca de un tercero”, explica.

Cuando una persona pretende dar por terminado el pago de la hipoteca del inmueble adquirido, lo acreedores no hacen valida esta petición pues al no contar con el título de propiedad el cual se otorgó con anterioridad al dueño pasado, las personas se ven obligadas a seguir pagando por este gravamen hasta que el primer comprador de la propiedad regularice todos los documentos.

“El tener en orden todos los documentos que se utilizarán en el momento de la compra-venta de un inmueble facilitará mucho el proceso, pero en el caso de no existir un acomodo de dichos manuscritos, los problemas para los compradores pueden ser interminables, los cuales podrían llegar hasta el embargo de la propiedad”, sentencia.

El presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano, considera a todas las situaciones que giran alrededor de los malos manejos de la documentación en la compra-venta de inmuebles tiene una solución, siempre y cuando las personas inmiscuidas en el asunto acudan con los especialistas en el tema para poder ser encausados de la mejor manera.

Por último Héctor Guillermo Galeano Inclán, se tomó el tiempo para comentar qué opina sobre la norma 26, la cual se centra en la incentivación en la producción de vivienda sustentable en el país, así como los posibles resultados que podría tener la reforma energética en el sector de la vivienda.

“La norma 26 es una minuta adecuada, aunque su mayor problema recae en el momento que se desvirtúa en cuestiones de razones de hecho va paulatinamente perdiendo su razón de ser, es decir, el mayor percance que podría existir es cuando las personas quieren abusar de los beneficios a los cuales tiene derecho; por otra parte y relacionado con la reforma energética considero que la caída en los precios del petróleo no debe de afectar en nada al sector de la vivienda, pues en la actualidad nuestra productividad es alta y el petróleo no es la base fundamental para el crecimiento de nuestra economía, por tal motivo no se debe de afectar al desarrollo de la vivienda”, enfatiza.



Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la FCPyS UNAM, comunicólogo político por decisión, ex profesor y ahora… reportero