Search

Monterrey un edén para la construcción de centros comerciales

El estado figura como uno de los puntos más atractivos en el país para el desarrollo de este tipo de obras

Con el actual crecimiento de complejos comerciales a lo largo y ancho del país, distintos estados y ciudades de la República se ha convertido en un plazas bastantes atractivas para los desarrolladores de estos sitios, siendo la ciudad de Monterrey la que actualmente ostenta es titulo de la ciudad más beneficiada dentro de su economía por la construcción de dichos complejos.

Los expertos consideran que este auge que ha tenido la ciudad se debe a distintos factores tanto geográficos como sociales los cuales ha permitido atraer la atención de distintos desarrolladores a la entidad.

El director de Marketing e Investigación de Lamudi Latinoamérica, Felipe Platas, destaca que de acuerdo a distintas cifras del Consejo Internacional de Centros Comerciales, para dentro de 10 años la inversión aproximada que existirá para la construcción de 200 centros comerciales en el país será de 300,000  millones de pesos, además de enfatizar que los inversionistas estarán centrándose en la ciudad de Monterrey, para poder edificar la mayoría de estos proyectos.

«Monterrey se ha convertido en una de las ciudades más atractivas para invertir en centros comerciales, debido a su crecimiento poblacional, pues en los últimos 15 años la población aumentó cerca de 720,000 personas, es decir, 21% más que el la década de los 90”, señaló el directivo.

Otro punto a destacar es que la mayoría de los inversionistas miran hacia Monterrey debido a las mejoras en seguridad y condiciones en general con las que cuenta la ciudad y mismas que ayudarán a la entidad a superar o igualar a Guadalajara en términos de población para 2020. Por tal razón el municipio es la segunda metrópoli del país con mayor PIB per cápita y la segunda con el desarrollo urbano más alto.

 



Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la FCPyS UNAM, comunicólogo político por decisión, ex profesor y ahora… reportero