Search

Vivienda en Israel sube 55% en 5 años

El precio de un piso en Tel Aviv ronda los 600 mil euros (8 millones 760 mil pesos mexicanos); un israelí medio necesitaría 148 nóminas mensuales para pagarlo, comparado con las 76 de París o las 66 de Estados Unidos

Una vivienda en propiedad es un sueño inalcanzable en Israel. Antes de las elecciones que se llevaron a cabo este 17 de marzo, los habitantes de Tel Aviv levantaron por primera vez en años una acampada de protesta en el Boulevard Rothschild. Con su iniciativa quieren llamar la atención sobre la escasez de vivienda.

Durante febrero, Joseph Schapira publicó un informe crítico de la situación de las viviendas en Israel. Según señaló, los precios de las viviendas aumentaron entre 2008 y 2013 un 55 por ciento, mientras que los precios del alquiler crecieron en ese periodo 30 por ciento.

Al gobierno de Benjamin Netanyahu, en el poder desde 2009, le falta una estrategia, criticó Schapira. Ya en el verano de 2011, decenas de miles de israelíes salieron a la calle a protestar por los elevados costos de la vida en el país.

La brecha entre pobres y ricos es una de las mayores entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). En Israel, 20% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza, cuando la media dentro de la OCDE es del 11.3 por ciento.

Mientras el primer ministro Netanyahu elogia la baja tasa de desempleo del 5.6 por ciento, así como la tasa de crecimiento de la economía, que el año pasado fue de un 2.6 por ciento. Pero los datos buenos en los indicadores económicos no ayudan a encontrar una vivienda.

El precio de un piso en Tel Aviv ronda los 600 mil euros; esto es, un israelí medio necesitaría 148 nóminas mensuales para pagarlo, comparado con las 76 de París o las 66 de Estados Unidos.

El comité de vivienda Alaluf reveló que familias destinan el 61 por ciento de sus ingresos a la renta.

Para muestra, el precio de un apartamento en Tel Aviv ronda los 6.000 shekels al mes (1.414 euros o 23 mil 189 pesos mexicanos), importante suma para unos edificios que están en condiciones deplorables con instalación eléctrica de los años cincuenta, interiores sin aislantes para el frío y paredes y techos con averías considerables.

Finalmente Yael Havassy, activista de Public Housing, organización de vivienda pública en Israel, afirmó que en los años 60, las casas financiadas por el Estado eran el 25 por ciento del total; ahora sólo hay 60 mil, que alojan sólo al 3 por ciento de la población.



Me inicié en El Financiero haciendo reportajes; en MegaNoticias Televisión fui reportero titular; en EMedios, control de calidad; y Radio 13 Noticias me acogió como colaborador. Me gusta encontrar en las banquetas la nota, una entrevista y el inicio de un reportaje.