Search

Clausuran proyecto Dragon Mart

 

El proyecto tenia presupuestado la construcción de 700 casas, 3,000 locales y 20 naves comerciales en una superficie de 561 hectáreas

 

Debido a distintas irregularidades y por alteraciones a 149 hectáreas del entorno ecológico de Cancún, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), clausuró las obras del proyecto Dragon Mart Cancún donde se pretendía construir 700 casas, esto hasta que la empresa pague las multas y compensaciones generadas las cuales ascienden a casi 22 millones de pesos.

Guillermo Haro Bélchez, titular de la Procuraduría, detalló que entre las irregularidades se encuentran la falta de autorizaciones para cambio de uso de suelo forestal, por lo que personal de la Profepa realizó una visita para verificar las obras y después clausurar el proyecto, ubicado en el predio El Tucán, municipio de Benito Juárez.

La dependencia encargada de la protección del ambiente enfatizó que la construcción Dragon Mart, ha cometido diversas violaciones a las leyes y reglamentos de protección al medio ambiente, además tomó en cuenta la postura de varias organizaciones ambientalistas, legisladoras y autoridades federales, que expresaron su preocupación por el impacto ambiental negativo que tenía este proyecto.

Esto se da después de que el Senado de la República solicitara información sobre las acciones realizadas por el proyecto, y al percatarse que desde 2013 la construcción había recibido más de nueve denuncias por parte de distintos grupos ambientalistas se dio como resultado una investigación que desembocó en la clausura de la edificación.

El proyecto además de tener presupuestada la construcción de 700 casas, tenía planeado la edificación de 3,000 locales y 20 naves comerciales en una superficie de 561 hectáreas, donde 203 formarían parte del proyecto mientras que las 357 restantes integrarían la parte del área de conservación del diseño.



Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la FCPyS UNAM, comunicólogo político por decisión, ex profesor y ahora… reportero