Search

Avanza Sobse en labores de rehabilitación de la línea 12 del Metro

 

La medición de valores de geolocalización será la base de la intervención futura a las vías

 

De acuerdo con el programa de obra de rehabilitación de la Línea 12 del Metro, se llevan a cabo diversas actividades sobre el viaducto elevado, todas con el objetivo de ajustar los elementos que conforman las vías a los valores recomendados en el diagnóstico elaborado por la empresa SYSTRA.

 

Correcciones geométricas de las soldaduras aluminotérmicas, retiro de balasto, nivelación y alineación de vías, así como la medición de valores de geolocalización, son algunas de las acciones ya en curso sobre las vías.

 

Una de las primeras y más importantes acciones es la medición de valores de geolocalización, pues los datos que arroje, con exactitud milimétrica, definirán la altura, peralte y puntos exactos a lo ancho de las vías donde se debe colocar cada pieza.

 

Las mediciones permitirán generar marcas o “pantallas” cada 10 o 5 metros sobre las vías, con lo que se asegura que la posición de las mismas no varíe y sirvan de referencia para cualquier tipo de intervención futura, como mantenimiento o liberación de esfuerzos.

 

Además de dicha implantación de datos, los equipos especializados llevan a cabo la corrección geométrica de algunas soldaduras aluminotérmicas sobre los rieles. Esta actividad sirve para evitar que durante su trayecto, los trenes sufran movimientos oscilatorios, así como para anular el golpeteo de las ruedas de los convoyes con bordes sobre las vías.

 

Las soldaduras sin defectos geométricos serán sometidas a pruebas de ultrasonido para determinar si su porosidad y dureza son las adecuadas, y las que presenten defectos metalúrgicos serán sustituidas.

 

A lo largo del viaducto, y conforme lo establece el plan de trabajo para la rehabilitación de la Línea 12, se revisarán los aparatos de vía y de dilatación, y comenzará en algunos puntos la sustitución del balasto tipo C4.

 

Las anteriores forman parte de una batería de acciones que se llevarán a cabo de manera prioritaria durante el primer trimestre del año en curso, ya que no dependen de la llegada de suministros del extranjero. Estas primeras labores se llevarán a cabo en tramos rectos y curvas con un radio mayor a 550 metros.

 

En tanto, de acuerdo al programa de obra de la rehabilitación, conforme arriben al país durmientes, tramos de riel, fijaciones y otras piezas de manufactura europea (más de 380 mil), a partir de abril, comenzarán acciones como el armado de las nuevas vías en un espacio especial habilitado en la zona de talleres de Tláhuac. Los tramos (que en total sumarán 8 kilómetros de nuevo Metro) serán transportados a través de pórticos especiales sobre las vías.

 

Los pórticos con capacidad para levantar hasta 20 toneladas, servirán también para la sustitución del balasto en algunos tramos del viaducto durante la primera fase.

 

A las vías, además de los pórticos, también arribará maquinaria especial, como góndolas, trackmóviles, plataformas con grúa, plataformas planas, entre otros equipos.

 

Ya con los insumos en el país, se atenderán las curvas de radio reducido menores a 550 metros.

 

Todas las actividades serán supervisadas, tanto en su etapa administrativa como operativa, por parte de la empresa Multidín; así como certificadas por la firma europea TÜV Rheinland, la cual dará seguimiento puntual a los procesos.

 

Estos trabajos permitirán que en noviembre puedan transitar los trenes, con plenas garantías de seguridad y confort para los usuarios.