Search

Participará Carso Energy en construcción de gasoducto para EU

Se trata de un ducto de aproximadamente 230 kilómetros, que proveerá gas a las regiones Centro, Norte y Occidente de México

La Comisión Federal de Electricidad anunció el fallo de la licitación para la prestación del servicio de transporte de gas natural, a través del gasoducto Waha–Presidio, ambas localidades en el estado de Texas.

El licitante ganador fue el consorcio integrado por las empresas Energy Transfer Partners, LP, Mastec, Inc., y Carso Energy S.A., de C.V., que presentó una oferta de alto nivel técnico y con la valoración económica más baja.

Se trata de un ducto de aproximadamente 230 kilómetros, que proveerá gas a las regiones Centro, Norte y Occidente de México. Se interconectará con el gasoducto Ojinaga–El Encino en Chihuahua, recientemente adjudicado por la CFE. La operación comercial del gasoducto está programada para marzo de 2017.

Por tratarse de servicios contratados en Estados Unidos, la licitación se realizó conforme a los procedimientos de ese país. El proyecto comprende el diseño, ingeniería, suministro, construcción, operación y mantenimiento del ducto, con capacidad de transporte de 1,350 millones de pies cúbicos diarios y un diámetro de 42 pulgadas.

El proyecto cuenta con la autorización de la Secretaría de Energía y de la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Transparencia Mexicana supervisó el proceso de licitación bajo la figura de acompañamiento, a efecto de cumplir con las mejores prácticas en la materia.

En el proceso se recibieron seis propuestas, de las cuales cinco resultaron técnicamente solventes y fueron evaluadas económicamente. La oferta del consorcio integrado por Energy Transfer Partners LP, Mastec, Inc., y Carso Energy S.A., de C.V., por 767 millones 066 mil 497 dólares, representó el valor presente neto más bajo. Dicho valor se encuentra por debajo del valor presente neto del presupuesto autorizado para la CFE, que asciende a 1,365 millones de dólares.

Energy Transfer Partners LP, uno de los miembros del consorcio ganador, es propietaria y operadora de una considerable cartera de activos en Estados Unidos, que incluye más de 53,000 kilómetros de gasoductos.

La contratación de estos servicios forma parte de la estrategia para reducir los costos de generación de energía eléctrica, sustituyendo el uso del combustóleo por gas natural, que es más barato y menos contaminante.