Search

Agricultura urbana, apuesta de CDMX para lograr su seguridad alimentaria

 

  • Buscará trasladar a las zonas urbanas, la producción de 469 mil toneladas que actualmente se obtienen en suelo rural: Hegel Cortés

 

  • Este año invierte 4.5 millones de pesos para fomentar la Agricultura Urbana Sustentable a Pequeña Escala, sin contar 5 Huertos Urbanos creados en Unidades Habitacionales que ya registran una producción intensiva de alimentos

 

El Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec), refrendó el llamado del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, para que los centros urbanos se transformen en generadores de productos primarios que consumen -incluyendo con ello esquemas de transformación, comercialización y financiamiento- a fin de alcanzar su seguridad alimentaria sustentable.

 

Al respecto, la representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en México, Nuria Urquía Fernández, apoyó la iniciativa al destacar que la construcción de los huertos urbanos proporciona mejor alimentación a las familias incluso la capital mexicana se abre nuevos nichos de desarrollo dado que el Distrito Federal “es el gran mercado del país”, lo cual representa una oportunidad de comercialización, además de que cuenta con los medios para producir.

 

En el Encuentro de Agricultura Familiar Urbana y Periurbana, convocado por organizaciones civiles, académicas, y autoridades de los Gobiernos federal, local, y delegacionales, Hegel Cortés Miranda, titular de la Sederec, sostuvo que esta entidad ha emprendido una política comprometida con este ámbito y destacó que, dada la buena aceptación de las y los capitalinos, la CDMX ha establecido la meta de pasar a suelo urbano, la producción agropecuaria de 469 mil toneladas generadas actualmente en suelo rural.

 

Señaló que el compromiso del Gobierno de la capital es firme al resaltar que tan solo en el presente año, se han invertido 4.5 millones de pesos para apoyar 140 proyectos de agricultura urbana a pequeña escala, además de cinco “Huertos Urbanos” que cuentan ya con una producción intensiva de alimentos en diferentes delegaciones para garantizar producción de autoconsumo.

 

“En la Ciudad de México básicamente viven 3 millones 700 mil personas en Unidades Habitacionales y, con la Procuraduría Social se han iniciado los trabajos de instalación de “Huertos Urbanos” a través de asambleas vecinales ambientales para generar, no solo una definición más de lo que es la agricultura urbana, sino de políticas públicas de corto, mediano y largo plazos para alcanzar una seguridad alimentaria en la CDMX”, acotó.

 

Apuntó que este esquema de Agricultura Urbana Sustentable a Pequeña Escala también tiene que ver con distintas políticas públicas del Gobierno de la CDMX como la reconstrucción del tejido social, la recuperación de espacios públicos y el cambio de paradigma en la educación de las y los capitalinos, para adentrarse en los temas de producción de alimentos sanos e inocuos, orientando -a su vez- a las nuevas generaciones hacia actividades lícitas.

 

Explicó que “en cada Huerto Urbano se está generando una certificación de: Guardián Agroalimentario, hacia niños y/o jóvenes que reciben capacitación en materia de composta, lombricomposta, manejo de fertilizantes, producción orgánica y estén preparados para administrar y generar una cuestión de producción primaria de alimentos”.

 

Lo que se busca obtener en el corto plazo, añadió, es una producción que alcance la generación de, por lo menos, un 20 por ciento de las necesidades de hortaliza verde que demanda el consumo en la Ciudad de México.

 

“Tenemos que crear un rompecabezas verde a partir de la producción intensiva en una agricultura protegida en invernaderos. Pareciera que este tipo de definiciones en una urbe como el Distrito Federal no tuvieran cabida; pero -al contrario- es definición del Gobierno de la ciudad generar ante todo, una difusión respecto a los alcances de producción en suelo rural”, acotó.

 

Cortés Miranda señaló de hecho que estos esquemas de producción no podrían planearse sin el acompañamiento de una política de investigación, de técnica y capacitación.

 

“En este sentido, enfatizó, -derivado de un convenio de colaboración con el GDF- la Universidad de Chapingo ofrece acompañamiento puntual a este trabajo que, de hecho, es la primera vez que una Universidad rural, del campo, agrícola y pecuaria, aplica en la Ciudad de México en estos temas”.

 

Mencionó que el diseño de las políticas públicas para alcanzar la seguridad alimentaria en la CDMX fueron instruidas por el Jefe de Gobierno desde el inicio de su administración y para ello se conformó el Gabinete de Desarrollo Rural del Distrito Federal que ha dado lugar a un Programa Sectorial de Desarrollo Agropecuario y Sustentable, único en el país.

 

Otro de los problemas que se busca abatir en la producción de alimentos -particularmente en las zonas rurales- es la merma en la cadena de producción, pues señaló que ésta alcanza hasta el 30 por ciento de desperdicio por alimentos que se tiran pese a encontrarse aún en buen estado para el consumo humano pero que, por su apariencia, ya no son colocados en los anaqueles para su venta.

 

Al acto asistió la directora general del Instituto Nacional de Desarrollo Social (INDESOL), María Angélica Luna y Parra; el jefe delegacional en Xochimilco, Miguel Ángel Cámara Arango; el coordinador del Programa Cruzada Nacional contra el Hambre del Gobierno federal, Omar Garfias; Marta Olivares, de la UACM; Marco García, de la organización civil Gico; Beatriz Canabal, de la UAM Xochimilco, entre otros.