Search

Descarrila el Tren de Vivienda en el DF

Falta de planeación, regulación obsoleta e insuficiencia de inversión en infraestructura básica, tienen al Distrito Federal a punto de enfrentar una crisis de falta de vivienda para atender las demandas de su población.

Sería injusto decir que el culpable de esto es el actual jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, porque la triste realidad es que falta de cultura de planeación, rezago regulatorio y pobres inversiones en infraestructura, son características básicas del ADN nacional.

Eso sí, Mancera no ha tenido éxito -y quizá ni lo ha buscado- en crear acuerdos que permitan que ordenar el territorio de la entidad sea una verdadera prioridad.

Y conste que hablamos de una verdadera prioridad en los hechos y ya no solo en el discurso, porque lo cierto es que desde el inicio de su administración, Mancera ha manifestado un sinnúmero de veces que temas como espacio público, movilidad, densidad, verticalidad y usos mixtos, ocupan destacados lugares en sus objetivos de gobierno.

Sin embargo, la realidad es muy diferente a todos esos mensajes en que las autoridades chilangas hablan de “ciudad densa y compacta”.

Pero más allá de estas buenas voluntades de gobierno, el hecho es que la ciudad de México es una ciudad chaparra y desparramada… Es una ciudad de baja densidad, con enormes problemas de movilidad, que se ahoga por las dificultades y costos que todo esto implica.

Es una ciudad en que por los altos costos de suelo, regulación y corrupción, es imposible encontrar viviendas en venta en menos de 750,000 pesos, lo que en automático cierra esta opción a más de 70% de quienes trabajan y “viven” en la ciudad, mandándolos en consecuencia a encontrar casas a su alcance a dos horas o más de sus lugares de trabajo.

Y hay que decir que esto es solo la punta del iceberg, porque las deficiencias regulatorias de la ciudad, ya frenaron la producción de viviendas, lo que a partir del año próximo se verá reflejado en escases y encarecimiento de la oferta habitacional.

Porque si bien este año todavía se encuentran viviendas en proceso de producción y venta en la capital del país, se trata de desarrollos cuyos ciclos de producción arrancaron ya hace años, en tanto que la falta de inicio de nuevos proyectos apenas se va a ver reflejada a partir de la segunda mitad del año próximo.

De eso se trata aquel viejo lugar común del Tren de la Vivienda, de un proceso de producción complejo y de largo plazo, que cuando se frena hace complicada no sola su reactivación, sino también devolver el mercado a la situación en que se encontraba antes del descarrilamiento.

Mancera no puede darse el lujo de permitir que las nuevas políticas federales de desarrollo urbano y vivienda no se traduzcan en el DF en una actualización de los planes de uso de suelo y de todas las regulaciones que tienen que ver en el proceso de desarrollo inmobiliario, porque si se equivoca, lo primero que va a pasar es que millones de chilangos verán en riesgo su calidad de vida y que, en consecuencia, perderá eventualmente eficiencia y competitividad esta gran ciudad.

Es urgente que el jefe de gobierno amarre las alianzas que permitan que la Asamblea Legislativa apueste por un nuevo plan de desarrollo urbano, y ya dejar atrás de una vez por todas esa mala costumbre de lanzar solo planecitos parciales delegacionales…

Pero además, es urgente también meter mano a todos los reglamentos relacionados y crear mecanismos de transición como lo que tendrían que haber sido las ya casi muertas Norma 30 y Norma 31.

El reto para Mancera es acortar los tiempos que implica pasar de la política pública al marco regulatorio… Reto enorme que implica dejar atrás errores en la relación con grupos legislativos, representaciones vecinales y empresarios de todo tipo, incluyendo desde luego a los inmobiliarios.

La ciudad de México debe ser compacta, densa, de usos mixtos y con extraordinario espacio público… Debe ser una ciudad que dé cabida a segmentos de todos los niveles de ingresos…

… Y esto, mis amigos… solo se logra con planeación, regulación, inversión y supervisión… Es, evidentemente, trabajo y responsabilidad de gobierno…

No… Fácil no es… Per con seguridad nadie le dijo a Mancera que lo sería.

Seguimos en contacto a través de twitter @horacio_urbano y recuerden, nos vemos mañana a las 11:30 pm en Vivienda en Verde. Es por Green TV en 410 de Cablevisión, 392 de Total Play y en línea a través de www.greentv.com.mx.



Horacio Urbano es arquitecto. Su experiencia profesional se ha desarrollado en los diferentes ámbitos que definen la industria de la vivienda. En 1999 inició un proyecto editorial dirigido a los sectores inmobiliario y construcción que a lo largo de los años se ha convertido en una poderosa plataforma multimedios y en una verdadera referencia para esta industria. Fundador, junto con la también arquitecta Roxana Fabris, de Grupo Centro Urbano, firma que impulsa y desarrolla una serie de esfuerzos de comunicación relacionados con estos sectores. Como parte de su trabajo en México y el extranjero, ha escrito o participado en una serie de libros especializados, es colaborador de diferentes medios impresos y electrónicos, es activo conferencista y bajo diferentes modelos colabora también con diversas empresas e instituciones públicas y privadas del sector.