Search

Hogares inteligentes, lejos de ser un lujo

 

Comodidad, seguridad y ahorro de energía son las principales ventajas de los sistemas integrados

El ingeniero Enrique Balan, consultor de ICA Procobre, habló mediante un webinar sobre los beneficios de la vivienda inteligente, que mediante el uso de diversas tecnologías pueden dejar de ser un lujo futurista y convertirse en una realidad que no solo brindará mayor comodidad, sino también más seguridad y un considerable ahorro de energía.

Balan explicó que entre las características de una vivienda inteligente debe de haber un conjunto de sistemas integrados en redes de comunicación internas y externas de sensores y actuadores comunicados a un cerebro, mismo que debe de poder controlarse mediante un control remoto, y resaltó la importancia de que estos estén comunicados entre sí, “Si los sistemas no están interconectados, entonces no es una casa inteligente, es un sistema automatizado”, comenta.

Las viviendas con este tipo de sistemas, deben de ser capaces de comunicarse con el exterior y registrar las variables de su entorno. Además, Balan dejó en claro que una vivienda inteligente no piensa por sí misma, sino que responde a una serie de programaciones previas y que permiten tener mayor control de lo que sucede en el interior del inmueble.

“Los beneficios de las viviendas inteligentes son principalmente cinco: confort, seguridad, ahorro de energía, comunicaciones y accesibilidad; debe de poder solucionar situaciones por sí misma, como una fuga de gas”. Mencionó que estas viviendas se adaptan a las necesidades de su usuario, las cuales dependen de las personas que habiten ahí, visitantes o las características arquitectónicas del inmueble y reiteró que antes de instalar las tecnologías y aparatos necesarios, se deben de determinar las funciones que se requieren o desean.



Egresada de la Facultad de Estudios Superiores Aragón. Comunicación y Periodismo. Loca y feliz. Suele reírse de todo, dormir en el transporte público y terminar corriendo para llegar a cualquier lugar. Cantante de regadera, bailarina frustrada y chiva de corazón, apasionada por lo que hay que hacer. Enojona, gritona y medio amable con la gente. Su primera oportunidad laboral la tuvo como becaria en la revista Klika y fungió como community manager en Grupo Radio Centro. Actualmente explora nuevos campos del periodismo en Centro Urbano.