Search

Especial: Trabajar en beneficio de las personas

 

El sector de la vivienda ha marcado su vida y despertado el interés por ayudar a que los mexicanos tengan un mejor lugar para radicar

Paulina Campos Villaseñor, de sólo 34 años de edad, es la directora general de Fundación Hogares, una fundación de asistencia privada cread para mejorar la calidad de la vivienda y el entorno en beneficio de las familias mexicanas.

“La verdad es que es un trabajo increíblemente satisfactorio yo creo que no nada más Fundación Hogares sino que las organizaciones sin fin de lucro en nuestro país son el agente de cambio y tienen un poder transformador enorme, el hecho de que tu trabajo sea solamente trabajar a favor de otras personas es increíblemente satisfactorio”, comenta.

Paulina explica que se trabaja en los desarrollos o en las unidades habitacionales urbanas con un programa divido en dos partes, la del desarrollo social y la del equipamiento comunitario, con los cuales buscan restituir el tejido social, reducir el abandono de la vivienda, disminuir la inseguridad, dignificar la vivienda y el entorno, fortalecer los lazos familiares y sociales con un sentido de pertenencia y fomentar la plusvalía patrimonial.

Sin embargo, esta labor implica retos, uno de los cuales Paulina asegura que es “obtener los donativos para poder ampliar nuestra labor, nuestro objetivo es llegar a todos los estados de México y poder impulsar estos programas como un estándar, que realmente todos los desarrollos de nuestros país cuenten con programas de desarrollo comunitario, creemos que esa es la base de todo y finalmente lograr la confianza en las comunidades y la participación activa, es siempre el reto”.

 

Camino sustentable

La directora de Fundación Hogares indica que hace más de 5 años inició su trayectoria en el sector vivienda, “trabajando justamente en estos temas de sustentabilidad conozco bien el tema, tanto en el ámbito ambiental, económico y particularmente el social, entonces cuando me invitan a participar en la fundación no lo pensé dos veces, me encantó, y creo que tengo ya una buena experiencia en el sector, me encanta el sector de la vivienda y que mejor que hacerlo desde esta plataforma”.

Paulina Campos estudió Economía en el ITAM y posteriormente realizó una maestría en Políticas Públicas en Harvard, en donde comenzó a tomar materias relacionadas con la vivienda e incluso destaca el escrito que publicó sobre la Vivienda en México, por el cual surgió la invitación para participar en el Infonavit.

“He tenido yo creo que tres trabajos importantes, mi primer trabajo fue en Standar&Poors que es una calificadora de deuda donde trabajaba con estados y municipios, organismos de agua, con el sector público, entonces ahí es donde descubro mi gusto e interés por trabajar en este sector y posterior a eso me fui a hacer mi maestría de dos años y cuando regreso me invitan a trabajar a Infonavit donde estuve 5 años y donde justamente me tocó trabajar en la Subdirección de Sustentabilidad”, expone.

Paulina destaca la importancia de la industria de la vivienda tanto por el lado social y afectivo, como por el tema económico, así como el dinamismo que representa en el país; además, asegura que la vivienda contribuye a crear las ciudades.

“Es un sector que me encanta porque por la vivienda, que a mí me gusta llamarla hogar, es dos cosas: el lugar donde las familias mexicanas pasan y se constituyen como tal, es el lugar más valioso por lo que representa para una familia tener un espacio donde habitar y convivir, pero también porque es la inversión más importante en la vida de las personas, típicamente la vivienda es la mayor inversión en el principal patrimonio de una familia mexicana”, menciona.

 

Balance laboral

Paulina Campos afirma que le encanta trabajar y poder aportar algo para el desarrollo del país; sin embargo, adora tener a su familia y estar con sus hijos.

“Llevo 10 años de casada y tengo dos hijos, entonces ahí me toca también ahí balancear todo. Yo creo que para toda mujer que trabajamos y tenemos hijos es un reto pero también es increíble que hoy existan las condiciones para hacer las dos cosas, que podamos desarrollarnos tanto en lo personal como en lo profesional”.

Por último, revela que entre sus planes profesionales está lograr que la fundación crezca en el número de beneficiarios “este año buscamos llegar a 250,000, fortalecer nuestra base de donativos de forma importante, queremos crecer nuestros ingresos más de 80%, tener presencia en el tema de desarrollo comunitario en un número mayor de desarrollo y presencia nacional”.



Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo en la FES Aragón, UNAM. Aunque se especializó en Televisión prefiere estar detrás de una computadora haciendo lo que más le gusta: escribir. Su mayor experiencia como profesionista la obtuvo en Diario de México Edición USA, donde fungió como coordinadora editorial. Siempre perfeccionista y responsable, ahora se desempeña como Editora en Jefe dentro de Centro Urbano.