Search

Hay más control en el otorgamiento de créditos: Gonzalo Palafox

 

El director de la Banca Hipotecaria de BBVA Bancomer comentó que la demanda de vivienda social bajo, contrario al segmento medio y residencial

Durante los últimos cinco años, el crédito puente, el cual se le otorga a los desarrolladores de vivienda, ha sufrido una caída que ha afectado en la producción de desarrollos en México.

Se estima que el registro de vivienda ha caído 75 por ciento, en cifras que fueron reveladas por la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), mismas que tuvieron su punto más alto en 2010.

Después que en 2008 se registró la cifra de 60 mil millones de pesos, para 2013 llegó a 15 mil millones, lo cual alertó al sector, pero en opinión del director de la Banca Hipotecaria de BBVA Bancomer, Gonzalo Palafox, esto se debe a la baja demanda existente de vivienda.

“Hemos visto, dado todos los cambios del mercado, la situación económica, ha disminuido la demanda y la disponibilidad de crédito para vivienda nueva y sobre todo en los segmentos bajos. En el mediano plazo va a ir mejorando y es necesario que se dé así para cubrir las necesidades de vivienda nueva”, explicó.

En el caso del crédito individual, consideró que la crisis ha afectado a las familias que menos ganan y por eso ha caído la solicitud de vivienda de interés social, aunque agregó que la banca está muy satisfecha con el crecimiento del segmento medio y residencial.

El Banco de México registró recuperación de estos sectores. Se habla de 5.1 por ciento de crecimiento, mientras que en interés social sólo llegó a 4.2 por ciento.

“En la vivienda económica se está limitado la demanda, porque es donde está más afectada la economía de las familias. La afectación en los ingresos no les permite tener una certidumbre de ingresos y capacidad para armar una hipoteca, y tomarse un compromiso a varios años. En el interés medio y residencial, las de alto valor, vemos un mejor desempeño y ahí vemos que la banca está creciendo”.

Agregó que “esperan unas reformas más claras” para que exista mejora económica para los diferentes niveles de la población, que se traducirá en ingresos suficientes para optar por créditos a largo plazo, pero eso sí, dejó en claro que “el crédito hipotecario está en excelentes condiciones, con las tasas de interés más bajas de los últimos años o probablemente nunca antes vistas”.

“En Bancomer llevamos tres años continuos de crecimiento, de mayor colocación de créditos en ese segmento. Ha crecido nuestra hipoteca y vemos ese dinamismo provocado por la alta participación de la vivienda usada. Más de 35 o 40 por ciento de nuestra hipoteca es de vivienda usada, lo cual no es malo”.

 

La banca es más selectiva con los créditos

Las quejas de los empresarios ante una participación baja de la banca ha llegado a los oídos de los directivos y Palafox no quiere que se malinterpreten las cosas, ya que existe crédito disponible para desarrollar vivienda, pero lo que no hay es una demanda tan grande como antes, por lo que son más cautelosos con los proyectos.

“Han cambiado las condiciones. La banca tiene criterios de otorgamiento de crédito de mayor control, no solamente un proyecto que se vea viable es suficiente, tiene que haber una mayor aportación y soporte de capital de los desarrolladores; una capacidad y facilidad de ejecución en los proyectos. Venimos de una etapa en la primera década del 2000 donde había tanto rezago y necesidad de vivienda, que todo lo que se construía se vendía. Cuando cambió la demanda que existía, también hay que tener más control en lo que se produce, que el proyecto sea viable, que el mercado sea muy claro en cuanto a la demanda, con una certidumbre para que se dé el proyecto”.

También piden que exista una mejora en la economía y por ende, vendrá con un aumento en la demanda, situación que necesitan para volver a participar en el mercado con mayor fuerza.

“Al inicio se decía que el problema era la oferta y ahora, resulta que es la demanda. Si hay compradores, ingresos suficientes en la población, si la actividad económica se detona y hay familias interesadas en comprar una casa, pues, esa demanda va a detonar la oferta. No sirve de nada financiar proyectos si no hay quien los compre”, enfatizó.

 

Se analiza la vivienda en renta

Ante una evolución a la vivienda en renta, donde la misma Conavi ya declaró que otorgará subsidios desde agosto del presente año, la Banca Comercial la ve como una opción para el futuro, aunque primero desean analizar el mercado.

“En términos de producción de vivienda en renta es muy interesante. Se tienen que hacer evaluaciones porque no es el mismo producto, ni tipo de casa que se tiene que hacer, se tiene que analizar a que mercado va. Se tiene que entender que el crédito que se va a dar para producir vivienda de este tipo, no es a 18 o 24 meses, puede ser a cinco, siete o diez años. Se mantiene la propiedad por parte del inversionista y los flujos de la renta es lo que está pagando el crédito que lo produce”.

 

Reuniones con el Gobierno Federal rinden frutos

Luego de una gira internacional hecha por la Sedatu y los Organismos Nacionales de Vivienda (Onavis), donde sostuvieron platicas con diferentes instituciones bancarias como CITI Bank Group, BBVA, Santander y HSBC, Gonzalo Palafox aceptó que se les solicitó una mayor participación en el mercado.

“No nos pidieron que se financiaran todos los proyectos, lo que se nos pidió fue tener mayor contacto y acercamiento hacia el riesgo y mercado del país, mismo que se ha tenido. Se le platicó a la autoridad y la idea es seguir participando”, finalizó.



Egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación con diplomado de Periodismo Deportivo. Se ha desempeñado como reportero y redactor de deportes, como en otras áreas. Actualmente trabaja en Centro Urbano. Amante del cine, los Beatles, futbol, lucha libre y los viajes.