Search

Modificación de subsidios, solución en sector vivienda

 

Expertos y líderes del sector vivienda coinciden en que la modificación de los programas de subsidios en el país, y específicamente en el DF, son la solución para las problemáticas

Una de las principales problemáticas del sector vivienda en el país es la falta de subsidios a personas con pocos recursos, por lo que expertos y líderes referentes en la materia coinciden en que la solución de base es una modificación a los programas, donde se renueven a los ya existentes y se impulsen nuevos para beneficiar por igual a todos los sectores de país, sobre todo a los que menos tienen.

Las familias mexicanas viven con su presupuesto al día, para una persona es difícil poder adquirir una casa y más si trabaja de manera informal, sumado a lo anterior, los constantes incrementos en los productos y servicios básicos para la familia impiden que vivan de una manera digna.

Ante esto, el titular de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón, pidió “un mejor presupuesto para dar dinamismo a la promoción de vivienda y conseguir que los precios de ésta bajen, así como ampliar la inversión para llegar a más familias, ya que los subsidios deben darse directamente a la persona, para su propia movilidad e iniciar una unión entre movilidad social y movilidad urbana”.

Con dichas iniciativas estuvo de acuerdo Paloma Silva Anzorena, directora general de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), quien además puntualizó en que “el gran reto es abatir el rezago en todas las regiones del Distrito Federal y reiteró que hacen falta recursos para poder tener viviendas plenas”.

Este tipo de propuestas surgieron a discusión en el primer foro Mitos y Realidades de la Vivienda en el Valle de México, el cual tuvo como objetivo principal, reunir a los sectores públicos, sociales y propiciar un debate sobre la situación actual y real del sector, para poder mejorarlo, un claro ejemplo de que se deben discutir los distintos temas que afectan, no sólo a la población, sino a las empresas e instituciones referentes.

Regulación del mercado

Otro de los problemas a debate es reconocer que el gobierno y las delegaciones no cuentan con políticas específicas para regular el avance del mercado en los sectores urbanos y que en ocasiones los sobrepasa, ya que no existe un control sobre el uso de suelo. A lo anterior se agrega un problema más: la irregularidad.

Alrededor de 67 por ciento de la construcción de viviendas en el país, se realizan sobre terrenos irregulares; donde las viviendas fueron en muchas ocasiones invadidas, sin llevar a cabo el proceso legal que acredite a los ocupantes como propietarios.

La desocupación también es un problema grave, ya que de acuerdo con Inegi, por lo menos 4.5 millones de viviendas se encuentran en esta situación en el país e Infonavit refiere que aproximadamente 40 mil viviendas se desocupan al año, dato que va en incremento desde hace 5 años. Los motivos son varios: el presupuesto destinado a la vivienda, el salario insuficiente de los trabajadores y la falta de infraestructura para la movilidad de las personas que consiguen una casa en la zona metropolitana.

Existe un reclamo generalizado: ¿de qué le sirve a una familia una casa que queda a más de tres horas del trabajo de la persona que la mantiene?, hecho real que destacó el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, “la falta de infraestructura, en cuanto a la movilidad de las personas, es un problema que principalmente se presenta en zonas como Huehuetoca, Tecámac y Zumpango”.

El verdadero reto es lograr que vivan en las casas subsidiadas; para ello se requiere la generación de empleos cercanos a las viviendas y generar la infraestructura adecuada: parques, escuelas y servicios o en su caso facilitar la movilidad de las personas, creando una infraestructura vial que opere de manera eficiente.

Ante todas las problemáticas presentadas, la Sedatu ya prepara la recuperación de zonas irregulares y bodegas abandonadas en colonias como la Doctores, Observatorio e Indios Verdes, además de las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en las que se pretende una inversión cercana a los 3 mil millones de pesos y cabe mencionar que hace poco Infonavit logró firmar un acuerdo para la creación de más de 3 mil nuevas viviendas en la capital.

Por su parte, la Conavi arrancará con un programa de subsidios federales, en el que se pretende apoyar a trabajadores con ingresos mensuales menores a los 5 salarios mínimos, lo que equivale a 10 mil 288, con la ayuda de hasta 40 por ciento de una renta al mes, para el cual se necesita un capital de 200 millones de pesos.