Search

Ramírez Marín llama a no detener los créditos de vivienda

En la Universidad Anáhuac, el titular de la Sedatu, mencionó que lo importante para el gobierno es apoyar al sector privado, para lograr que la sociedad mexicana tenga un hogar digno

En el marco del foro “Mitos y Realidades de la Vivienda en el Valle de México”, realizado en la Universidad Anáhuac Campus Norte, el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramirez Marín, expresó que para lograr ser una potencia económica a nivel mundial, todas las familias mexicanas deben contar con una vivienda digna.

Dijo que antes de la creación de la Sedatu, el avance de construcción de propiedad en el país creció en 5 por ciento, pero sólo se ocupó para impulsar el turismo y no en el sector vivienda, por ello, la Secretaría está trabajando para lograr cambiar esto.

«Uno de los principales retos es el crecimiento desproporcionado de la población en comparación con el crecimiento de las ciudades, ya que la vivienda debe actuar como eje del desarrollo urbano», comentó Ramirez Marín.

Lo anterior, dijo, se logrará en varias etapas, la primera y más importante es no detener los créditos en el sector, que desde hace aproximadamente cinco años fueron a la baja, lo que detonó en la problemática de la desocupación.

De acuerdo con datos de Infonavit, aproximadamente se desocupan 40 mil viviendas al año en todo el país, y según el Inegi, hoy en día existen 4.5 millones de viviendas donde no vive nadie.

El secretario de la Sedatu acotó que otros de los principales problemas a solucionar es la vivienda irregular y la falta de infraestructura, ya que la mayoría de los créditos que se otorgan se realizan en zonas conurbadas al Distrito Federal, como por ejemplo Tecámac, Zumpango y Huehuetoca, donde las familias cuentan con una casa, pero no con el presupuesto para solventar el traslado hacia su trabajo. Se precisó que más del 50 por ciento de los trabajadores de la ciudad viven en el Estado de México y se trasladan hacia el centro de la urbe para obtener un sustento.

Ante los problemas ya mencionados, la propuesta de Sedatu es “seguir con la producción de viviendas», insistió el secretario, donde además reconoció la labor del Infonavit y el acuerdo que firmó con el gobierno del Distrito Federal, en el que se crearán alrededor de 3 mil casas, con el rescate de bodegas abandonadas y predios que eran ocupados por el crimen organizado en zonas residenciales que fueron decomisadas.

Al finalizar Ramirez Marín comentó que en estados como Guerrero, las casas que fueron construidas para los damnificados de las tormentas en septiembre pasado, ya no cuentan con menos de dos habitaciones, y que a partir de 2015, el gobierno no concederá ninguna licitación a empresas que no cumplan con las propiedades de una vivienda digna, con lo cual se creará una mejor competencia para lograr que las viviendas en México se construyan con mayor calidad y los sectores públicos y privados dedicados al sector crezcan y mejoren.