Search

Un mejor segundo semestre

Por Carlos López*

En el caso de la vivienda media y residencial, Banco de México acaba de anunciar la reducción de su tasa de referencia de 3.50 a 3.00 por ciento, lo que incentivará a la Banca a reducir un poco más el costo del crédito hipotecario

Después de un primer trimestre muy malo, y un segundo trimestre donde la economía sigue estancada, consideramos que la segunda mitad del año será mejor que la primera y hay razones para ello, sobre todo en el sector de la vivienda, que a pesar de no ser una prioridad para la actual administración, como sí lo fue para las dos anteriores, tendrá un mejor cierre de año, además de mejores perspectivas de crecimiento en lo que resta del sexenio.

Por un lado, han quedado más o menos claras cuáles serán las directrices de apoyo del Gobierno para el sector de la vivienda. Hay que recordar que cerca del 80 por ciento de los hogares nuevos que se construyen en nuestro país, son de interés social, por lo que el Gobierno tiene un papel fundamental en el desarrollo de la misma.

En vivienda de interés social, no se construirán más ciudades en la zona conurbada del Distrito Federal para evitar el enorme riesgo que conllevaría perder el Estado de México en términos electorales, producto de habitantes perredistas de la ciudad de México que emigren al Estado de México buscando un hogar. Es importante recordar que el presupuesto federal se distribuye porcentualmente, acorde al tamaño de la población, por lo que sí el PRD mantiene el DF y puede hacerse del Estado de México, en cualquier momento podría acceder a la Presidencia de la República, ya que esas dos entidades agrupan a 26 millones de mexicanos

Por lo anterior, la nueva vivienda de interés social, se construirá en espacios verticales, en edificios de tres o cuatro niveles en diferentes zonas del Distrito Federal, como es el caso de Vallejo, donde actualmente hay grandes disputas por el cambio de uso de suelo y otras zonas similares. Incluso podríamos ver la renovación de zonas como a Colonia Doctores, Guerrero, que están bien ubicadas pero con construcciones antiguas

En el caso de la vivienda media y residencial, por un lado, Banco de México acaba de anunciar la reducción de su tasa de referencia de 3.50 a 3.00 por ciento este viernes 6 de junio, lo que incentivará a la Banca a reducir un poco más el costo del crédito hipotecario, aunque en nuestra opinión el mayor apoyo al sector, vendrá de la posibilidad real de poder cambiarse de banco en cuanto a hipoteca se trata.

Es decir, sí una persona contrató con el Banco A con una tasa de 12 por ciento hace 4 años y hoy el Banco B, ofrece una tasa de 9 por ciento, el deudor podrá cambiarse del banco A al B, pagando 5 mil pesos por el cambio, lo que se traducirá en grandes ahorros para el deudor, ya sea en menores pagos mensuales, menor plazo de amortización de la hipoteca o reducción de pagos anuales especiales

Conforme se den los cambios de hipoteca de un Banco a otro, habrá dos efectos muy positivos. Por un lado, los bancos que cobran más por sus servicios hipotecarios, deberán reducir sus tasas de interés, incluso a sus clientes actuales para no perderlos. Igualmente Bancos que quieran ganar parte del mercado, podrán ofrecer productos hipotecarios más baratos sabiendo que buenos clientes de otros bancos se les acercarán para cambiarse a su Banco.

Sí bien esta figura del cambio de Banco en hipotecas ya existía, los gastos notariales y las cuotas del Registro Público de la Propiedad de cada Estado, hacían muy poco rentable el cambio entre bancos para el usuario final, pero se acaba de firmar un Convenio, para que dichos costos en ningún Estado puedan superar los 5 mil pesos. Se espera que en los próximos meses, entren en vigor estas normas, por lo que a partir de 2015 la tasa hipotecaria podría bajar de 10.50 por ciento actual a 9.50 por ciento en promedio

 

*Editor en Jefe de www.tendencias.com.mx