Search

Trámites inmobiliarios desincentivan operaciones e ingresos

La industria de la construcción aporta 40 por ciento de los impuestos recabados por el DF

Llevar a cabo una operación de compraventa independientemente del certificado de libertad de gravámenes, del evaluó y de otras consideraciones se requiere de la solicitud de certificado de zonificación en términos de la reforma aprobada el pasado 10 de enero a la Ley de Desarrollo Urbano.

Dicha reforma modifica el Art. 10 de la Ley de Desarrollo Urbano, y que en obligación de este certificado, el cual debe emitir el notario, tarda de 25 a 30 días para expedirlo, expresó el ex presidente del Colegio de Notarios, Ignacio Morales Lechuga, durante su participación en el Foro Inmobiliario 2014 organizado por Creditaria Alpha y Scotiabank, efectuado en días pasados.

“Si fuera una casa habitación no me preocuparía tanto pero si es una oficina, un local comercial, un terreno para constituir un condominio de oficinas o de uso mixto si me preocupa -el tiempo-“, mencionó.

Indicó que durante 2012 el mercado inmobiliario en la ciudad de México generó 57 mil operaciones de compraventa -entre crédito y de contado-, de las cuales se generaron 110 mil millones de pesos, es decir, entre 9 y 11 mil millones de pesos mensuales.

En contraste, los recursos recabados por la administración del DF entre el impuesto sobre nómina y otros, alcanzan alrededor de 11 mil millones de pesos, de los cuales la industria de la construcción aporta 40 por ciento.

El impuesto predial rebasa los 4 mil millones de pesos, mientras que el impuesto sobre adquisición de bienes inmuebles suman cerca de mil 300 millones de pesos en términos anuales.

El Registro Público de la Propiedad (RPP) es catalogado con mil 250 millones de pesos, por lo que la industria de la construcción en la ciudad de México se destaca tanto como la ciudad de Nueva York.

Consideró que el ingreso que genera la industria inmobiliaria merece periodos de trámites más cortos para generar un mayor número de recursos administrativos.

“Una especie de coordinación institucional con la participación de los representantes del sector inmobiliario para hacer una especie de facilitación de las reglas del juego”, refirió.

Por último, indicó que cuando se trata de operaciones que debe generar la Notaria 116 que él lidera se pone la meta de resolver los trámites dentro de los primeros 20 días a partir de que llegó porque pues conoce la importancia del tiempo.



Egresada de la FES Aragón, UNAM; con experiencia en el ramo agropecuario en el suplemento AgroXXI de Milenio, hoy desde Centro Urbano reporta las noticias con temas que atañen a las grandes ramas de la industria habitacional como el sector inmobiliario, hipotecario y vivienda; le apasiona todo aquello que vale la pena: la escritura, la música y la lectura.