Search

Bicicletas de Bamboo

Silvia Mejia Reza

Por Silvia Mejia Reza*

En el marco de la celebración por el Día Internacional de la Mujer, celebramos iniciativas lideradas por mujeres emprendedoras que están contribuyendo al mejoramiento y la sustentabilidad de la ciudad.

Bernice Dapaah es una mujer empresaria y fundadora de Bicicletas de Bamboo, iniciativa de reconocimiento internacional en la República de Ghana, Africa. Su empresa fue fundada en 2010 y actualmente se encuentra en un proceso de expansión y éxito inesperado.

La empresa Bicicletas de Bamboo capacita y emplea a mujeres de bajos recursos y sin acceso a la educación para sembrar y recoger el bamboo; construir y ensamblar las bicicletas para su distribución y venta.

Para Bernice Dapaah, la bicicleta es un medio de ingreso, fortalecimiento y adaptación de la mujer que va mas allá del medio de transporte sustentable, de un medio de conexión y transferencia o de un medio de recreación y deporte. Su contribución con la ciudad de Accra es fundamental, ciudad con graves problemas de movilidad, desempleo, degradación ambiental y que padece la vertiginosa problemática de la migración campo ciudad.

El cultivo del bamboo para las bicicletas además genera un valor agregado ya que ayuda a conservar los bosques, reduce las emisiones de CO2 y mejora la calidad del aire y el agua. Mientras la construcción de una bicicleta con acero genera 5kg de CO2 la de bamboo no produce emisiones.

El éxito de esta iniciativa es tal que hoy en día tienen pedidos de Europa y Estados Unidos y la generación de empleo se incrementa día con día lo que ha permitido expandir la empresa a otras ciudades de Ghana. Bernice Dapaah incluso analiza ya la posibilidad de su producción masiva para Junio de 2014, refiriéndose a duplicar o triplicar la producción de 30 bicicletas que hoy en día producen artesanalmente.

Y esto nos remite no sólo a las acciones admirables de una empresaria, si no a la necesidad de generar alternativas de transporte que permitan movilizar a la población de menores recursos, o contribuir con acciones para contrarrestar los efectos del cambio climático.

En el caso de nuestra ciudad, es sin duda muy exitoso que durante el mes de febrero el programa ECOBICI cumpliera cuatro años. 275 estaciones instaladas con 3,600 bicicletas y se calculan 13 millones de viajes a la fecha; lo que representa una reducción sustancial de emisiones de CO2, pero además la salida de nuestro sedentarismo y dependencia por el automóvil.

Ya sean de bamboo, préstamo, renta o de nuestra propiedad, la bicicleta ha resultado ser la mejor alternativa para movilizarnos en ciudades como Accra, Ghana o el Distrito Federal; ciudades rebasadas por los automóviles y la congestión. Y que mejor si la bicicleta ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico, incrementa la esperanza de vida y despeja nuestra mente.

La estratégica instalación de cada una de las cicloestaciones en nuestra ciudad permite una conectividad con otros medios como el Metrobús, el metro o el autobús lo que motiva a su uso y el del transporte público. De ahí su principal éxito.

ECOBICI ha sido el inicio de una nueva era en la movilidad de nuestra ciudad, y se suman las acciones promovidas por el gobierno de la ciudad con sus muy atinados y exitosos paseos dominicales, el cicloton o el paseo nocturno que además de promover el deporte, generan cohesión social, mejoran la salud y nos permite apropiarnos de las calles como ciudadanos logrando apreciar el lugar donde vivimos.

 *Maestra en Arquitectura y Urbanismo